¿Amigos con derecho?


La amistad entre hombres y mujeres tienen algo en común con las relaciones amorosas: Para que funcione, necesita la comunicación. El amor es un sentimiento íntimamente unido a la amistad. Puede haber amistad sin amor sexual pero, no amor sin amistad.

Dentro de una relación amorosa, la amistad es uno de los elementos necesarios para que la pareja funcione de la mejor manera. Sin embargo, al amigo no se le ama. Se le aprecia, se le quiere, el vínculo afectivo es totalmente distinto. Como señala la psicóloga Hara Estroff Marano: "Independientemente de nuestra edad, el amor es siempre un sentimiento que puede nacer y crecer". La amistad no nace y crece con tanta facilidad.

Otra diferencia entre el amor y la amistad es que el primero exige continuidad. Los amigos y amigas siempre son amigos a pesar de la distancia o los pocos encuentros, mientras que el amor es como una planta que se debe regar todos los días para que pueda existir. La amistad, resiste al tiempo, no requiere de un cuidado diario.

Los amigos y amigas se miden en las buenas y en las malas y, cuando se logran compartir ambas situaciones, entonces sabemos que tenemos amistad. "Los amores pasan, los amigos y amigas quedan", dice un refrán popular.

Resulta imposible imaginarse aislado, sin familiares ni personas que nos acompañen. Por ello, uno de los vínculos más significativos que todas las personas establecen, a lo largo de sus vidas, es la amistad. Esta, a diferencia de los lazos sanguíneos, comienza con un acto de voluntad. Tenemos amigos y amigas porque deseamos tenerlos.

En toda buena relación amistosa existen al menos dos de los tres componentes que el especialista Robert Stenberg propone en toda relación amorosa: Intimidad y compromiso. En el amor se necesitan el tercero, la pasión y un cuarto: La atracción.

La intimidad no se refiere a intimidad sexual, sino más bien a la intimidad emocional, que es la capacidad de revelar tus secretos más profundos, con todas sus imperfecciones, a la otra persona. Este tipo de intimidad no es la del amor. El problema es que en la amistad entre sexos opuestos muchas veces lo primero que sucede es la atracción, aunque a la larga se logre sublimar este sentimiento o manejarlo a través de la comunicación, lo cual permitiría disminuir la tensión sexual entre ambos.

No obstante, es fácil comprender que muchas amistades le agregen los últimos componentes y surjan entonces los denominados "amigos con derecho" que se hacen amantes y a la vez son los mejores amigos. Todo porque ambos sentimientos se pueden dar simultáneamente con la misma persona.

Look ojos ahumados, paso a paso


El efecto "smokey eyes" u ojos ahumados sigue pisando fuerte durante este otoño-invierno. La combinación de tonos oscuros con colores más claros presenta un look realmente excepcional para combinar perfectamente con tu vestuario preferido.
¡Sencillo paso a paso!

Hay varias maneras de crear este efecto, dependiendo de los colores: el dorado y plateado queda genial por la noche, el negro es el más común, el granate es más intenso y el azul oscuro nos da un poco de misterio.

En nuestro paso a paso, podemos probar con el negro y una base en tono vainilla. Empezaremos con una pequeña base en este color que nos aplicaremos con un pincel de brocha fina para sombra de ojos, difuminando todo el párpado del ojo. Ante todo, hemos de tener muy presente que los ojos han de quedar totalmente igualados a la hora de maquillarnos, de lo contrario las diferencias se notan y queda realmente feo.

Posteriormente, con un pincel más grande cubriremos el párpado de color oscuro negro. Para ello, empezaremos por la parte inferior, dando palmaditas con el pincel, para ir subiendo hasta cubrir todo el ojo.

Difuminar para conseguir el efecto ahumado

La gracia del smokey eyes es que llegue el color negro hasta el párpado. La solución es difuminar la parte del ojo que ya tenemos pintada y estirarla hacia arriba, en sentido ascendente, para que nunca se vea una línea.

Es un proceso sencillo y rápido que realizaremos con el mismo pincel que hemos utilizado anteriormente. Al difuminar, quitamos color a la parte del ojo ya pintada, con lo que repasaremos el color con el pincel nuevamente para que quede más intenso.

Línea del ojo

El siguiente paso es marcar color en la raya inferior del ojo. Utilizaremos el mismo tono oscuro, pero con un pincel más fino, incluso con algún lápiz con tonalidades grises para la línea del ojo. Ya casi estás lista.

Alarga las pestañas

Luego aplicaremos la máscara de pestañas para resaltarlas y que queden extralargas. Existen algunas máscaras especiales para ojos ahumados, lo que le dará la tonalidad indicada. Pintaremos las pestañas de arriba y de abajo siempre en color negro.

Base de maquillaje más clara

Como el efecto ahumado propuesto es bastante oscuro, aplicaremos una base de maquillaje rosa o algo más pálida de lo normal. La base, que ya habremos puesto antes de pintarnos los ojos, debe matizarse en los pómulos y párpados como paso final con una brocha grande.

Brillo en los labios

Tenemos infinidad de opciones para pintarnos los labios con este look tan cautivador. Desde rosa palo con brillo a juego, al rojo pasión con el gloss más extremado. Pero no te pases demasiado porque lo natural es lo que se lleva. ¡Ahora ya estás lista para triunfar!

Desintoxicación: beneficios y tratamientos caseros


La desintoxicación es un término que se asocia comúnmente con el abuso de alcohol, drogas y otras sustancias. Sin embargo, más allá de esta creencia popular, la desintoxicación es un proceso destinado a eliminar a todo lo negativo de nuestro cuerpo y por ello hoy en día es llevada a cabo por muchas personas de modo de mantenerse sanos y en perfectas condiciones.

La desintoxicación se refiere principalmente a la eliminación de sustancias tóxicas y la limpieza de los riñones y el colon, ya que son los órganos implicados en la eliminación natural de toxinas del cuerpo.

Beneficios de la desintoxicación

La desintoxicación es una de las mejores maneras de mantenerse sano en un ambiente contaminado. Solemos habitar ciudades y ambientes con grados de contaminación muy altos y por ello estamos expuestos constantemente a sustancias tóxicas.

Estas son señales de que una desintoxicación es necesaria:
dolores de cabeza inexplicables
dolor de espalda
mala memoria
uñas y pelo quebradizos
alergias frecuentes

En cuanto a los beneficios de la desintoxicación, los más importantes son la purificación del hígado, de los riñones y de la sangre. Asimismo, al desintoxicarnos nuestro sistema inmune es estimulado, aumenta también el rendimiento de nuestro sistema hormonal y se reduce la dependencia de sustancias como el azúcar, la cafeína, la nicotina o el alcohol.

A continuación les dejamos una lista de algunos tratamientos de desintoxicación simples y económicos que pueden llevarse a cabo en casa. De todas formas, desde VivirSalud sugerimos que todos aquellos que buscan seriamente una desintoxicación consulten a su médico ya que él puede averiguar el origen de sus síntomas y proporcionarles el mejor régimen de tratamiento.

Igualmente aquí les dejamos algunos trucos que nos permiten obtener cierto grado de desintoxicación al menos temporal y desde nuestros hogares:
Baño de sales. El agua caliente extrae las toxinas del cuerpo hacia la superficie de la piel y permite que se eliminen por allí. Las sales aceleran este proceso y ayudan a la relajación y a una mayor sensación de bienestar.
Agua de limón. El añadir limón al agua que bebemos durante el día ayudar al proceso de limpieza. Los cítricos, como limones, contienen una forma pura concentrada de ácido cítrico y éste actúa como quemador de grasa. Debido a su acidez y alto pH, ácido cítrico, es capaz de penetrar y romper las moléculas de grasa.
Píldoras de desintoxicación. Muchos laboratorios ofreciendo pastillas que ayudan a la desintoxicación del cuerpo sin requerir de ningún trabajo extra. Basta con echar una al día y su desintoxicación ha comenzado. Debemos recordar que es vital consultar a nuestro médico antes de comenzar a tomarlas.
Dieta de manzanas. Una dieta a base exclusivamente de manzanas que dure tan solo tres días puede llegar a ser una de las mejores maneras de desintoxicar nuestro cuerpo. Debemos procurar comer por lo menos 6 manzanas al día durante esos tres días y al cuarto ya nos sentiremos mucho mejor y notaremos las grandes diferencias.

Esperamos que esta información les sea de ayuda y podamos todos estar un poco más conscientes del entorno en el que vivimos y lo perjudiciales que pueden llegar a ser para nosotros los ambientes contaminados en los que nos movemos y que de hecho también contaminamos.

Las ayudas ergogénicas en el deporte


Sabemos que es muy común que en el mundo deportivo se de la nutrición desequilibrada tanto por exceso como por defecto. Las prácticas que requieren esfuerzos mayores a las posibilidades del deportista, los deportes que exigen una masa muscular demasiado desarrollada, las exigencias de peso corporal en ciertas disciplinas, todos estos factores llevan a que se presente una problemática en la alimentación deportiva. Esto nos lleva a la necesidad de que los especialistas en nutrición intervengan en la dieta de los deportistas para mejorar su rendimiento, esto es lo que llamamos la ayuda ergogénica en el deporte.

Uno de los principales objetivos de esta ayuda está en prevenir una condición muy común en los deportes de competición, que es el sobreentrenamiento, que provoca una fatiga crónica, la cual puede agravarse hasta convertirse en una patología. Entre las manifestaciones de esta condición las más comunes son: disminución de la condición física y la aptitud, también de las condiciones psicológicas, apareciendo síntomas psicosomáticos y tendencias depresivas.

Como siempre, la mejor medida es la prevención y para ello, la implantación de una nutrición adecuada que apunte al aumento de las reservas corporales, con un correcto aporte de minerales y vitaminas, favorecerá el entrenamiento y la competición. También debemos establecer pautas de entrenamiento que permitan al deportista mantener una condición física general, con mayor flexibilidad y elasticidad musculares, una ejecución biomecánica apropiada del gesto deportivo, lo cual mejorará la eficiencia de los movimientos y disminuye los riesgos de fatiga. Pero cuando la fatiga física ya está instalada en forma aguda o crónica, no es mucho lo que se puede hacer, por tanto, la prevención es la mejor arma con que contamos.

¿Cómo me pueden favorecer las ayudas ergogénicas?


Vamos a explicar un poco el concepto de ergogénica. La ayuda ergogénica permite al deportista realizar más trabajo físico del normal. La ergogénesis es la manipulación del rendimiento mediante la producción de energía. En el deporte, la ayuda ergogénica consiste en técncias o sustancias que se emplean para mejorar el empleo de la energía, llegando a controlar su producción, eficiencia y control.

Estos suplementos contribuyen a aumentar la fuerza, velocidad, coordinación, disminuir la ansiedad, controlar el peso, aumentan la agresividad, mejoran la actitud competitiva y retardan la fatiga, así como también, aceleran la recuperación del organismo. Pero aquí es donde se plantea el dilema. Estas ayudas pueden ser positivas o negativas, todo depende de la forma en que se utilicen. Cuando son aplicadas por personas inescrupulosas o ignorantes, pueden ocasionar mucho daño. El empleo de suplementos selectivos, en dosis apropiadas a la actividad y sus requerimientos, mejora el rendimiento deportivo sin producir daños al organismo. Y esto precisamente, es lo que busca la ergogénesis.

Tener una mascota nos ayuda a eliminar el estrés


Al pensar en maneras de reducir el estrés, por lo general vienen a la mente técnicas como la meditación, el yoga y el pilates. Si bien es cierto que se trata de disciplinas y técnicas que nos ayudan a vivir mejor, el tener mascota también puede tener grandes repercusiones en nuestros niveles de estrés y además generar muchos beneficios para nuestra la salud.

Diversas investigaciones muestran que, a menos que seamos personas a las que realmente nos disgusten los animales, un amigo canino nos pueden proporcionar un excelente apoyo en las tareas de eliminar el estrés y sentirnos más saludables. Por este motivo en VivirSalud les presentamos algunos de los beneficios que las mascotas traen a nuestras vidas un vez que las incorporamos a la familia.
Nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Para los amantes de los animales, es prácticamente imposible estar de mal humor cuando hay una mascota alrededor que juega y nos mira amorosamente. Por esto es evidente que las mascotas mejoran nuestro estado de ánimo y con ello nos alejan de la depresión.
Nos ayudan a controlar la presión arterial. Si bien los medicamentos inhibidores de la ECA por lo general ayudan a reducir la presión arterial, no son tan eficaces en el control de los picos derivados del estrés y la tensión como de hecho lo son, increíblemente, las mascotas. Un estudio reciente aplicado a un grupo de corredores de bolsa de Nueva York con hipertensión resultó en que aquellos que tenían perros o gatos tenían una presión sanguínea y frecuencia cardíaca menor a aquellos que no poseían animales domésticos. Si bien parece irrisorio es cierto y, de hecho, el estado de ánimo mencionado es uno de los factores que hace a este punto también.
Nos obligan a hacer ejercicio. Los paseos para nuestras mascotas son totalmente necesarios, y por eso el salir a caminar y dar un paseo se vuelve una rutina para nosotros. El ejercicio es extremadamente bueno para el manejo del estrés y la salud en general, por este motivo el tener un perro vuelve a posicionarse como una ayuda a la hora de vivir más relajados y saludables.
Facilitan las circunstancias de interacción social. Cuando estamos dando un paseo con nuestro perro y nos cruzamos con alguien que se para a acariciarlo o incluso con otra persona que va paseando su mascota siempre tenemos una buena razón y un disparador para parar y hablar. Esto aumenta el número de personas que conocemos y nos abre las puertas de la interacción social y el alejamiento del estrés a través del entretenimiento.
Nos alejan de la soledad y la depresión. Las mascotas suelen ser fieles compañeras y estar allí para nosotros en todo momento e incluso de mejor forma que algunas personas cercanas, ofreciéndonos su amor y compañía. Sin duda son una gran ayuda para palear la soledad y el estrés que a veces nos significa el estar solos y aislados.

Finalmente, es importante mencionar que las mascotas además de beneficios implican dedicación y responsabilidad de nuestra parte. Sin duda los aspectos positivos de tener una son muchísimo más significativos que los inconvenientes, por ello, estando conscientes de lo que concierne el tener una mascota desde todo punto de vista podremos hacernos de una para vivir más acompañados y además mantenernos saludables y desestresados.

La mala suerte


"Todo me sale mal", "que mala suerte tengo", "es que estoy empavado". Son las frases que se repiten algunas personas cargadas de angustia, desconsuelo o amargura, producto de determinadas situaciones que le hayan salido mal.
A veces se confunden desilusiones, contrariedades o frustraciones con una especie de "estado" o "entorno" que más allá de ellos mismos, les impone una "mala suerte" y les impide tener éxito, bien sea en el trabajo, en su vida, o en el amor. Pero, ¿Realmente los desengaños o los fracasos se los deben atribuir a un mal destino, "mala suerte" o a "estar empavado"? o ¿Son ellos mismos los
responsables de lo que les ocurre?

Sabemos que las personas optimistas, alegres y con autoestima elevada tienden a vivir más tiempo que los pesimistas, tristes o de baja autoestima. Reír fortalece el sistema inmunológico y ayuda a enfrentar, con mayores posibilidades, a las enfermedades. Mientras tanto, las personas con tendencias a la depresión, pesimistas, gruñonas y disconformes generalmente se enferman más frecuentemente y sufren más problemas que los optimistas.

El ser humano actúa de acuerdo a sus actitudes, creencias y pensamientos y estas formas de ser interactúan con las emociones y la conducta de cada individuo. El miedo o la ira nos hacen hacer cosas. Igual el amor, la alegría o la tristeza. Muy probablemente trabajemos mejor y produzcamos más si lo hacemos contentos. Cuando estamos disgustados o consternados no podremos realizar alguna tarea que requiera dedicación.

El futuro no puede ser decidido por la buena o la mala suerte. Si una persona hace un esfuerzo, estudia, trabaja, planifica, traza metas y procura alcanzarlas, muy probablemente triunfe en su vida. Algunos dirán que tuvo suerte pero el sabrá que decidió superarse y lo logró.

Una persona optimista que busque ser feliz y esté dispuesto a salvar los obstáculos que sin duda se le presentarán, tenderá a tener lo que llaman buena suerte. Quien no se desarrolle, se prepare, gestione un empleo o comience una actividad productiva o tenga por meta constituir un hogar y crear felicidad, obviamente no lo alcanzará. Luego dirá: "¡Que mala suerte!"

Hay personas propensas a los accidentes. Sin embargo, cuando se investiga el por qué, se encuentra que son inseguras o no miden las consecuencias de los peligros. Una vez que se instruyen y reciben recomendaciones de cómo evitar estos incidentes, dejan de presentarlos.

Cuando le acontezca algo desagradable, pregúntese cómo lo hubiera podido evitar. Si tiene una respuesta se dará cuenta que no fue la mala suerte.
La buena suerte ¡Se puede construir! si nos lo proponemos.

Los solitarios tienen un cerebro especial


La gente solitaria tiene menor actividad en una parte del cerebro relacionada con las recompensas. No está claro para los descubridores si el aislamiento social disminuye las respuestas cerebrales a las recompensas o si la gente que tiene menor actividad en esa región tiende a ser solitaria.

Igualmente se necesitará mucho más estudio, ya que este sólo se basa en 23 mujeres estudiantes universitarias.

Para el estudio, primero se les realizó una serie de preguntas a las entrevistadas, para saber quiéns e sentía socialmente aislada, solitaria o quien no se sentía de ninguna de esas maneras. Luego se les realizó un escaneo cerebral mientras miraban fotografías de de personas disfrutando de sí mismas.

La región cerebral conocida como cuerpo estriado, se iluminó menos en las personas solitarias de grupo. Esa región está asociada a recompensas como la comida o el dinero.

Los autores creen que dado que la gente solitaria no depende de la sociedad, puede ser que no se conforte con recompensas sociales.

Según las estaísticas de Estados Unidos, uno de cada cinco estadounidenses experimenta la soledad. Y eso es visto como un problema en la sociedad moderna, en parte porque está disminuyendo el tamaño de los hogares, y si la gente tiende a la soledad, entonces significa que debe haber una casa por persona, en vez de para varias.


El ser humano es un animal social, y la soledad no es buena para su salud, se la ha asociado a una menor cantidad de flujo sanguíneo, y a un sistema inmune más pobre, sin contar con que incremente los niveles de depresión.


También hay estudios que indican que los solitarios tienen una presión arterial mayor, por lo que el riesgo de enfermedades cardíacas sube.

Pero lo cierto es que los autores del estudio, publicado en Journal of Cognitive Neuroscience, no están seguros si la soledad se da por una deficiencia en poder apreciar las recompensas sociales, o si por el contrario por ser solitario se aprecia menos las recompensas sociales. Se necesitan más estudios para confirmarlo.

Fuente: Livescience

Psicología Budista Clásica


Para la Psicología Budista Clásica, la salud mental depende de la presencia de ciertos factores que se consideran saludables en los estados mentales de un sujeto; y un modelo transpersonal de salud mental es la persona que cumple con esos requisitos.

Los factores malsanos que se oponen a los factores sanos pueden ser perceptuales/cognoscitivos o bien afectivos.

Los preceptuales/cognoscitivos son:

Factores malsanos versus Factores sanos

Delirio versus Visión interior
Visión falsa versus Atención
Desvergüenza versus Modestia
Crueldad versus Discreción
Egoísmo versus Confianza
Perplejidad versus Rectitud

Los Afectivos son:

Agitación versus Compostura
Codicia versus Desapego
Aversión versus No aversión
Envidia versus Imparcialidad
Avaricia versus Animación
Preocupación versus Flexibilidad
Retracción versus Eficiencia
Apatía versus Habilidad

El principal factor perceptual/cognoscitivo que indica salud mental es la clara percepción del objeto tal como es, o sea lo opuesto al delirio.

La atención y la visión interior son fundamentales y dan lugar a la presencia de los demás factores de salud, porque la atención produce claridad en la comprensión del objeto y es esencial para la sabiduría.

La modestia y la discreción son factores cognoscitivos que inhiben los malos actos y se oponen a la desvergüenza y a la falta de remordimiento.

Estos factores se apoyan en la rectitud que es la conducta que corrige el juicio y que constituye un factor cognoscitivo más general.

La confianza es un factor afectivo que se asocia a los anteriores factores que representa la seguridad en la percepción correcta.

La imparcialidad, la no aversión y el desapego se oponen a los factores malsanos de la codicia, la avaricia, la envidia y la aversión y los reemplaza por la ecuanimidad.

La compostura es la posibilidad de mantener el tono emocional calmo mediante el apaciguamiento de las emociones tanto negativas como positivas del apego.

La animación, la flexibilidad, la eficiencia y la habilidad juntas, reemplazan al encogimiento y a la apatía.

Los factores sanos impiden la aparición de los no sanos y permiten la compasión, la bondad y el goce altruista, o sea el que se experimenta por la felicidad ajena.

Por lo tanto, la salud mental desde esta perspectiva consiste en la ausencia de factores malsanos y en la presencia de factores saludables.

Este criterio reconoce que todos somos principalmente malsanos mentalmente.

Sin embargo, puede que cada uno viva estados sanos durante un período de tiempo más o menos prolongado, en función de los vaivenes de los estados de conciencia, pero casi ninguno está en un nivel de conciencia tal que sólo tenga estados mentales sanos, aunque éste sea el verdadero objetivo de la evolución psicológica.

El hombre ideal es el que encarna la esencia de la salud mental sin ningún factor malsano. Es alguien que ha logrado alterar un rasgo común de la conciencia humana.

Este estado se caracteriza por:
1) Ausencia total de deseos tanto sensoriales como psicológicos
2) imparcialidad y ecuanimidad en todas las circunstancias. Alerta y deleite calmo de lo que vive aunque parezca aburrido para los demás. Sentimientos de compasión, bondad, rápida percepción, compostura y destreza en la acción.

Para los orientales sería el prototipo del santo.

A pesar de que ese prototipo en la psicología actual no existe y contradice los supuestos occidentales sobre la naturaleza humana; para los asiáticos ese prototipo es el principio más importante de las psicologías asiáticas que existen desde hace más de tres mil años.

Fuente: “Más allá del ego”, Abraham Maslow, y otros, Edit.Kairós, 2da. Edición, 1985

La Dependencia Emocional


Querer a alguien es normal, pero estar obsesionado por otro y necesitarlo en forma enfermiza es algo patológico.

Cuando una persona ama demasiado hasta perder su propia identidad enajenado en el otro, se vuelve demandante, posesiva, celosa y absorbente, actitudes que pueden provocar una ruptura.

Los seres humanos podemos dar y recibir amor porque necesitamos amar y ser amados.

Un niño recién nacido no puede sobrevivir si no recibe afecto y la relación con una persona significativa en esa etapa de la vida será fundamental para el desarrollo de su futura personalidad.

Cuando el amor se convierte en una obsesión, no permite el desarrollo de la propia vida; y tal como sucede con una adicción, la persona necesita imperiosamente a quien ama porque no puede vivir ni sentirse bien sin su presencia.

Un ser humano se mueve en función de sus deseos y no por una necesidad instintiva; pero si esos deseos se tornan una necesidad se vuelven patológicos; y si se trata de la necesidad de estar con otro se enajena en él, pierde su identidad y su autoestima.

El enamoramiento es un ejemplo de estado de adicción a una persona que se cree amar, una dependencia emocional que genera desequilibrios cuando ésta se aleja o está ausente.

Estas personas que dependen de otras como de una droga, aman demasiado porque son inseguras, no se valoran y creen que no son dignas de ser amadas.

En este tipo de relación es común que uno de los integrantes de la pareja ame y el otro se deje amar y a la vez se comporte en forma sádica, porque se trata de un vínculo sado masoquista.

En una pareja sana tiene que haber equilibrio, o sea que no tienen que dejar de ser dos personas con identidad propia que se respeten mutuamente y que puedan amar y recibir amor aún siendo diferentes.

La persona que depende emocionalmente de otra, es inmadura y débil, necesita que la amen sin condiciones y en lugar de formar una pareja de dos personas que se atreven a ser independientes, pretende que sean sólo una.

El otro no es otro sino su complemento, el que equilibra todos sus defectos.

Estas relaciones están condenadas al fracaso, porque no se pueden sostener al volverse alienantes y asfixiantes.

En la dependencia emocional es tanta la necesidad del otro que no pueden estar solos, porque no se bastan a sí mismos, se sienten incompletos y anhelan que la seguridad y la protección vengan de afuera, tal como la necesidad que sienten los niños.

Son personas que están dispuestas a perder su libertad, su identidad y sus proyectos; para convertirse en la sombra del otro con tal que las amen.

De esta manera terminan aislados y refugiados en él, creyendo que si se apartan les será imposible seguir viviendo.

Esta conducta patológica los vuelve neuróticos, porque tienen que renunciar a ellos mismos.

Estas personas han aprendido a relacionarse en forma dependiente al establecer vínculos simbióticos con personas significativas en las primeras etapas del desarrollo, cuando no había diferenciación entre el yo y el no yo.

La dependencia emocional no se limita a la relación de pareja ya que se puede manifestar en otros vínculos personales, entre una madre y sus hijos, entre amigos, entre hermanos o en un grupo, cada vez que se manifieste una disparidad en la relación que exprese sometimiento a la autoridad de otro.

Es una forma patológica de relacionarse que se transfiere a todas las relaciones significativas, un modo de establecer vínculos.

¿Sabías que sencillos ejercicios faciales practicados a diario pueden retrasar el envejecimiento e intensificar tu belleza?


La gimnasia no sólo debe aplicarse al resto del cuerpo, sino también en la cara. Conoce los más importantes y empieza a lucir tu rostro.
El paso de los años se refleja, inevitablemente, en todo nuestro cuerpo, y es en la cara donde se pronuncian más las líneas de expresión con la consecuencia de la aparición de arrugas. Ello sumado a las inclemencias del tiempo y los rayos de sol sobre la piel, puede dejarnos una cara con aspecto cansado y deslucido.

La gimnasia facial es una solución para acabar con las arrugas y recuperar la luminosidad de tu piel. ¡Pásate a la gimnasia facial!

Máxima relajación

Antes de iniciar esta gimnasia, hemos de situarnos en un lugar cómodo para que todos nuestros sentidos se centren únicamente en el rostro y en sus diversas zonas que moveremos gracias a los ejercicios.

Durante las primeras veces, se recomienda situarnos delante del espejo para vernos y comprobar que lo estamos haciendo bien. Puedes ayudarte de música de fondo, tumbarte en la cama, bajar la luz... todo lo que necesites para estar del todo relajada y eliminar tensiones.

Como cualquier ejercicio, vas a necesitas de una pequeño calentamiento a base de un masaje general en la zona de los párpados, los ojos, los pómulos... en todo el rostro en general que haremos con la yema de los dedos para que la cara se vaya preparando.

Acaba con las arrugas de la frente

Reír, llorar, enfadarse... es totalmente normal que surjan pequeñas arrugas allí donde no queremos, como en la frente.

Con este ejercicio situaremos las yemas de los dedos sobre las cejas y las moveremos de arriba abajo durante unas 15 veces (que podemos ir ampliando al paso de los días) sin retirar los dedos sobre ellas. Ello también nos va a permitir reducir las patas de gallo que encontramos alrededor de los ojos.

¡Fuera papada!

Es seguramente una de las zonas que menos gustan a las mujeres de mediana edad. Hemos de evitar de una vez por todas el descolgamiento de la piel en la papada porque nos afea, nos suma años y aumenta los kilos en la zona del rostro.

Para evitarlo, levantaremos la barbilla y colocaremos la mano debajo de los músculos de la mandíbula y la estiraremos hacia delante y arriba. También podemos intentar abrir la boca con esta posición, siempre de manera suave. Estaremos así durante unos segundos y luego relajaremos.

Podemos repetir esta operación varias veces. Es un ejercicio fácil, sencillo y cómodo, pero que se debe tener constancia para practicarlo algunas veces por semana.

Unos labios de ensueño

Con el paso de los años, los labios se quedan más finos y delgados y, si no los hemos cuidado, pueden salir manchas y e, incluso, antiestéticas arrugas.

Con el fin de conseguir más volumen y tener unos labios cada vez más bonitos, introduciremos con cuidado los pulgares de los dedos dentro del labio superior, ante las encías. No te apoyes sobre ellas, no es beneficioso. Presionaremos el labio varias veces y luego relajaremos. Podemos repetir el ejercicio unas 15 veces.

Ojos más bellos

¿Ojeras? ¿Bolsas? Acaba con ellas. La gimnasia facial es uno de los mejores métodos para reequilibrar tu rostro, sin cirugía ni otros métodos de estética algo invasivos.

De la forma más natural, para definir mejor el contorno de ojos, el ejercicio se basa en situar las yemas de los dedos sobre el párpado inferior, cerrando los ojos, y moverlo varias veces, con intervalos de relax para volver a moverlo

Cromoterapia: Los colores que sanan


Te has puesto a reflexionar alguna vez... ¿Cuánto pueden afectar e influir todos aquellos agentes cotidianos que nos rodean diariamente?

Todo el tiempo, nos encontramos bajo el efecto de diversos elementos y factores propios de nuestro medio ambiente, el sonido, la vegetación, la misma interacción con otras personas, y aunque no lo creas, también estamos condicionados por los efectos de la luz y los colores. ¿Creías que sólo existían para recrear nuestra vista?

La cromoterapia postula que es posible que nuestras emociones estén bajo el control de los colores y la iluminación, por lo tanto, tienen poder sobre nuestra salud. También asegura que el adecuado uso de estos y su correcta aplicación y combinación, puede curarnos de males físicos y mentales.

Esta técnica, forma parte de la medicina holística, lo que significa que considera al cuerpo, la mente y el espíritu, como uno solo, siendo posible curar cualquier mal, solo centrándose en la energía o el “aura”. Su popularidad, vienen creciendo significativamente en los últimos tiempos. Sin embargo, esta no es un invento de nuestros días. Se cree que ha venido siendo utilizada desde épocas remotas de las culturas Egipcia, China e Hindú.

Pero y ¿cómo funciona?
Las luces y los colores, son elementos que pueden devolverle el equilibrio al cuerpo. Cuando internamente sufrimos de alguna dolencia, se cree que los órganos o lugares afectados, pierden energía. La cromoterapia, actúa como un estabilizador, devolviéndonos la armonía.

La mejor parte es que puedes empezar a tratar con esta técnica por tu cuenta. Puedes probar exponiéndote a los diferentes colores de lámparas, como también, recurrir a aceites o lentes para la cromoterapia. Sólo basta con que elijas el color adecuado, pues cada uno trabaja por un objetivo distinto.

Los beneficios son de los más diversos, te dejo con una pequeña lista de efectos relacionados con algunos colores.
El rojo,puede ayudar a reducir las migrañas, estimula el sistema nervioso, la circulación e incluso puede ayudar con nuestros trastornos femeninos.
El naranja, nos ayuda a combatir los cólicos, a tratar enfermedades de la piel e incluso a curar el hipo.
El amarillo, es excelente para aumentar el apetito, fortalece el corazón y alivia condiciones reumáticas.
El verde, es aliado para estimular nuestro cerebro y puede ayudar a controlar las infecciones.

3 consejos para ganar músculo


El problema con las rutinas de ejercicios, particularmente las de musculación, es que hay veces que nos terminan obsesionando demasiado y comenzamos a consumir productos que no son buenos para nuestra salud. Incluso todo lo contrario, como los famosos ganadores de peso, de los cuales ya hemos hablado en VivirSalud.

Hoy lo que les traigo es un artículo sobre 3 consejos para facilitar el crecimiento muscular:
Prestarle atención al volumen del entrenamiento. Lo que se recomienda para ganar volumen muscular es separar los grupos musculares en espalda y hombros, piernas y tríceps, pecho y bíceps. Entonces, te puedes diseñar una rutina en la que localizas toda la actividad en un grupo muscular para llevarlo a la rotura, que ahí es cuando consume la insulina que genera el cuerpo y al hacer esto, el músculo crece. Recomendaría entre 20 y 30 minutos en los grupos musculares más grandes y 10 a 15 minutos en los grupos más pequeños como bíceps y tríceps.
Comenzar pesado y luego alivianar. Para realmente sacarle provecho a este consejo lo mejor es realizar repeticiones cortas con mucho peso en los grupos musculares grandes, y luego de hacer repeticiones con mucho peso, hacer series más largas pero con menor peso. Un buen ejemplo sería 5 series de 5 repeticiones con mucho peso y luego 3 series de 12 repeticiones más livianas.
Aceite de bacalao. Por supuesto que la alimentación juega un rol importantísimo en todo lo que tiene que ver con el fitness, y en el caso en particular de la musculación, algo importante a tener en cuenta son las grasas buenas. Este aceite contiene vitamina A y propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir el dolor muscular, mientras que la vitamina actúa produciendo las hormonas que ayudan a reparar los músculos.

Cinco tipos de alimentos que no deben faltar en una dieta saludable


Nuestro cuerpo requiere una serie de nutrientes para poder funcionar correctamente, y por lo tanto nuestro deber es dotarle de ellos de la mejor manera posible. En muchas de las dietas que seguimos ese aporte de nutrientes es escaso. Esto representa un peligro a la hora de mantener los correctos niveles en el organismo y el funcionamiento adecuado del mismo, por ello es necesario que tengamos una guía de los alimentos que no debemos dejar de lado.
Frutas

La fruta es una fuente muy importante de vitaminas y minerales. Se trata de un alimento que no contiene grasas, y que nos ayuda a mantener un correcto funcionamiento celular. Por ello es necesaria su ingesta a diario, ya que nos ayudará a protegernos de las agresiones externas que sufren las células y que son las causantes del envejecimiento prematuro de las mismas. Es cierto que además la fruta contiene hidratos de carbono, por lo que no hay que abusar de ellas, y deben consumirse siempre durante la mañana, debido a que es el momento en el que el metabolismo trabaja más rápido y tiene más facilidad de consumir el exceso de glucosa.
Verduras

Al igual que la fruta contienen altas cantidades de vitaminas y minerales, lo que convierte a este grupo de alimentos en un imprescindible a diario en cualquier dieta sana. Las verduras no nos aportan tampoco grasa y nos ayudan a mantener un correcto funcionamiento del organismo. Este tipo de alimento se puede consumir a cualquier hora, solo que debemos saber cómo prepararlo para evitar añadirle grasa. Por eso comerlo al vapor, asadas o crudas es la mejor opción. No debemos olvidar el aporte de fibra que nos brindan y que nos ayudará a mantener nuestro organismo depurado y libre de toxinas.
Pescado

El pescado es una de las mejores fuentes de proteínas que tenemos a nuestra disposición. El pescado nos ofrece proteínas de muy alto valor biológico y fácilmente asimilables por el organismo. Este nutriente será necesario para mantener unos músculos y tejidos en perfecto estado. Pero no solo el pescado nos brinda este nutriente, sino que hay que destacar su aporte mineral y su bajo aporte calórico. Junto a esto el pescado azul contiene ácidos grasos necesarios e imprescindibles para el organismo como el omega-3 que nos ayudará a tener una correcta salud cardiaca.
Cereales

Los cereales son la base de la dieta de todo ser humano, ya que nos aportan hidratos de carbono, el combustible que nuestras células necesitan para hacer que el organismo funcione correctamente. Es necesario que a diario le demos el aporte de hidratos de carbono que requiere, el cual dependerá del estilo de vida que tengamos y de la actividad física que llevemos a cabo. Todos los cereales además nos aportan vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Un punto a tener en cuenta es saber elegir el tipo de cereal que vamos a llevarnos a la boca, y es que debe ser integral para que el organismo lo aproveche de mejor manera y evitemos las subidas bruscas de la glucosa, que es lo que nos genera grasa y aumento de volumen corporal. Dejar de lado las harinas refinadas es el primer paso.
Infusiones

Las infusiones no son consideradas por muchos como un alimento, pero en realidad nos aportan más de lo que pensamos, y es que en su composición aportan grandes cantidades de antioxidantes, además de otra serie de sustancias o principios activos que nos ayudarán a la hora de conseguir un correcto funcionamiento corporal. Las infusiones suelen ser un complemento a la dieta, por ello si queremos estar bien alimentados no debemos olvidarlas en nuestro menú diario, pues nos ayudarán a digerir y asimilar mucho mejor los alimentos, así como a acelerar el metabolismo, o conseguir una perfecta depuración del mismo.

La Autoexigencia


El ser humano necesita mantener el autocontrol, conocerse bien y ser dueño de sí mismo, porque de lo contrario, termina siendo su propio esclavo.

La autoexigencia significa excederse de los límites del dominio de sí mismo y convertirse también en un esclavo, pero de las obligaciones.

La persona autoexigente agrega a su dominio de sí mismo un componente sadomasoquista, porque se vuelve déspota, autoritario y le exige a los demás de la misma forma.

No puede reconocer sus propios límites y sin darse cuenta vive esforzándose cada vez más para mejorar su rendimiento, con la secreta intención de demostrar que vale, porque su afán de destacarse esconde una baja autoestima.

Esta conducta no se reduce al estudio o al trabajo, sino que es su actitud habitual en todas las actividades de su vida diaria, incluso en sus afectos.

El autoexigente se esfuerza para ser mejor que los demás; y para lograrlo está dispuesto a hacer cualquier sacrificio renunciando a sus propios íntimos deseos.

Esta actitud exige un gran gasto de energía porque demanda un estricto control emocional en contra de las verdaderas necesidades básicas, en defensa de una imagen de perfección; ya que la autoexigencia y el perfeccionismo van de la mano.

Estas personas son como máquinas que siempre están en funcionamiento y que nunca se apagan del todo porque viven luchando contra el tiempo.

El autoexigente no puede disfrutar del ocio ni tampoco de su trabajo, porque se impone metas demasiado ambiciosas que le cuesta mucho cumplir, pero que lo hacen sentir peor si no logra realizarlas.

Su vida es una catarata de obligaciones pero vacía de satisfacciones; la comunicación con los demás es pobre ya que prioriza ante todo sus negocios, y su biografía se puede resumir leyendo su agenda, escasa de sentimientos, aburrida y tediosa pero con óptimos resultados financieros.

Su preocupación por el orden y el control hace que su casa parezca un museo donde todo está en exhibición en estricto lugar y en perfecta armonía con todo lo demás, dando la impresión que es un sitio donde nadie vive.

El autoexigente les exige a los demás tanto como a él mismo; su matrimonio puede fracasar, porque difícilmente encuentre a alguien dispuesto a aguantar el mismo ritmo; y sus hijos pueden rebelarse contra su disciplina militar y tomarse la libertad que él se niega, como tener adicciones, no estudiar ni trabajar.

Tiene muy poca tolerancia a la frustración y escasa resistencia a la crítica y puede desmoronarse fácilmente cuando no puede estar a la altura de sus expectativas y las cosas escapan de su control.

Sufre de patologías crónicas y muy precisas, puede tener fobias y ataques de pánico, problemas digestivos, constipación, dolores en las articulaciones y problemas coronarios.

Cuando decide salir de vacaciones se lleva su computadora y algunas carpetas, por las dudas, y contrata todos los servicios por adelantado sin dejar nada librado al azar, porque son personas que no toleran lo imprevisto y que necesitan sentirse seguros y contenidos.

El autoexigente vive alienado en sus ocupaciones y no puede tomarse la libertad de descansar, por eso convierte a sus vacaciones en otro trabajo.

Cuando se jubilan pueden perder el sentido de la vida, caer en una depresión y declinar físicamente en poco tiempo; o bien cambiar radicalmente y abandonarse.

El Poder de las palabras


Hay gente que puede herir más con sus palabras que con un cuchillo, pero también hay otros que con sus palabras nos pueden salvar la vida.

Si todos antes de hablar reflexionáramos, el mundo sería diferente; y si además dijéramos e hiciéramos lo que pensamos y no otra cosa seríamos más coherentes, nuestras relaciones serían más sanas y podríamos ser más felices.

El que dice lo que piensa y hace lo que dice es una persona cuya palabra tiene valor y que cumple con sus compromisos.

En general, la gente no sabe expresar con claridad sus pensamientos, ni siquiera cuando desea algo, principalmente porque no está segura de lo que quiere.

Aprender a hablar claro, sin evasivas, con confianza, comprometiéndose con lo que se desea y atreviéndose a pedir lo que se necesita, es necesario para poder vivir más tranquilo.

A muchos les cuesta decir que no, porque no están seguros de si mismos y temen ser rechazados. Otros siempre dicen que no, por las dudas, para evitar asumir el riesgo de equivocarse.

Saber decir que no cuando corresponde es necesario, porque es el límite, la frontera que nos individualiza para evitar que nos manipulen o nos invadan; aunque el si abra muchas puertas.

Se puede decir que no con elegancia, con altura, sin ofender y sin necesidad de dar muchas explicaciones, porque lo que importa del no es la firmeza.

Las palabras vacías representan el recurso del ansioso y también le sirven al que quiere llamar la atención, pero para los demás son tediosas y estériles.

Algunos piensan que en lugar de decir que no hay que decir “y si…”, o sea presentar una alternativa ante la propuesta que no se puede admitir, porque el “y si…” es continuador del diálogo, mientras el “no” rotundo corta todo proceso de comunicación.

El silencio es salud, pero no expresar los deseos y sentimientos enferma. Por alguna razón se elige estar enfermo y no hablar, que es la forma más difícil de expresar lo que se siente.

Hablar con claridad significa saber lo que uno está diciendo mientras las palabras confusas esconden, porque no desean revelar algo.

El que es fiel a si mismo también será fiel a sus palabras y también será confiable y creíble, porque mantener la palabra muestra estabilidad, convicción y racionalidad.

La mayoría de la gente es inestable, no tiene convicciones y actúa movida por las emociones, sin razonar: hoy dice una cosa y mañana otra, porque hoy se siente de una forma y mañana de otra, sus palabras dependen de su estado de ánimo.

El que controla lo que dice es dueño de si mismo y el que no se controla cuando habla se convierte en lo mismo que dicen sus palabras.

Algunos prefieren hablar en forma indirecta y cada una de sus palabras son como dardos envenenados que significan muchas cosas y también lo que no se animan a decir directamente.

Hay palabras que se las lleva el viento, porque no hay nadie que las quiera escuchar y están los que dicen lo que a los otros les gusta oír para caer bien.

Las palabras convencen poco afortunadamente, porque son los hechos los que producen el verdadero cambio.

Como alguien dijo alguna vez, somos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestro silencio.

Pensemos antes de hablar.

El Amor Neurótico


La característica básica del amor neurótico es la que se refleja en uno o los dos integrantes de una pareja, cuando han quedado fijados a la imagen materna o paterna; y en esos sentimientos, expectativas y miedos que sintieron en su momento ante el padre o la madre, que posteriormente son transferidos a la persona que aman cuando ya son adultos.

Estas personas permanecen en una etapa infantil y continúan utilizando el mismo patrón de comportamiento en sus relaciones afectivas.

Desde el punto de vista emocional continúan teniendo dos, cinco o doce años, mientras que en otros aspectos pueden haber crecido a un nivel acorde a su edad cronológica.

Los casos graves afectan toda la vida emocional y los menos graves pueden perturbar solamente las relaciones íntimas.

En el caso de un hombre fijado a su madre, será un ser que deseará ser protegido, cuidado y admirado como lo hacía su madre y pretenderá obtener siempre su mismo amor incondicional.

Suelen ser maridos afectuosos pero sus relaciones afectivas serán superficiales e irresponsables porque desearán que los amen, pero ellos no podrán amar.

Si la mujer no los admira ni los ama sin condiciones, y además desea sentirse protegida y amada, ese hombre la considerará egoísta y dominadora y creerá que no lo quiere, porque estos hombres necesitan una mujer maternal y poder desplegar sus dones para ser admirados, y siempre serán inmaduros.

Las madres absorbentes y también destructivas, en nombre del amor o del deber, que quieren mantener a sus hijos como si fueran parte de ellas mismas, los llevan a relaciones superficiales que degradan a las mujeres.

Una madre fría y un padre autoritario que ama a su hijo pero que le retira el afecto cuando no cumple con sus expectativas, tendrán un hijo que tratará de encontrar una figura paterna cuando sea adulto para continuar con el mismo tipo de relación.

Estos individuos, por lo general, suelen ser exitosos, trabajadores y confiables, pero con las mujeres serán distantes y tenderán a tratarlas con desprecio.

Pueden llegar a impresionar a una mujer pero siempre tendrá para él un papel secundario. Pero si su mujer aún permanece ligada a su padre, ella puede sentirse cómoda con un hombre que la trata como una niña consentida.

Otra forma de perturbación neurótica la provocan padres correctos pero que no se aman, que nunca pelean ni discuten ni muestran su insatisfacción.

Estos padres no pueden ofrecer a sus hijos espontaneidad en sus afectos, ni contacto íntimo, produciendo desconcierto y temor en ellos porque nunca podrán estar seguros de sus sentimientos.

Las mujeres en estos casos, pueden llegar a tener tendencias masoquistas para poder experimentar las emociones, provocando escenas violentas con su pareja para terminar con la neutralidad afectiva y estarán dispuestas a recibir castigo, porque siempre será mejor que nada.

Otra manera de amor neurótico es el idolátrico, cuando la persona no ha alcanzado el sentimiento auténtico de su propia identidad y tiende a idolatrar al otro.

El amor sentimental es también una forma de pseudo amor, porque se alimenta de fantasías y no en la propia relación con la persona real.

Son personas que consumen amor a través de otros, por medio de novelas románticas, películas o canciones de amor.

Los mecanismos proyectivos también son otra manera de amor neurótico, cuando las personas piensan solamente en los defectos del otro y no en los propios, viviendo siempre intentando reformar a sus parejas.

Existe la creencia de que el amor verdadero carece de conflictos, sin embargo, las peleas y discusiones son saludables cuando se refieren a conflictos profundos y no a temas intrascendentes; porque el amor sólo es posible cuando dos personas se comunican desde adentro, desde el centro de su existencia.

El amor tiene que ser un constante desafío, algo viviente que está activo y crece; y por él la pareja tiene que trabajar unida.

La falta de capacidad para amar de verdad del hombre moderno, hace que tampoco pueda tener la capacidad de amar genuinamente a Dios desde el propio centro existencial y sólo lo pueda considerar en términos idolátricos, como un padre o una madre que lo protege.

Fuente: “El arte de amar”, Erich Fromm, Paidós, 1985

El malhumor y el estrés


Los malhumorados son personas que siempre están enojadas; que contestan mal aunque los traten bien, que elevan la voz cuando los contrarían, que desequilibran con su actitud a los que están tranquilos, que insultan a otros conductores cuando circulan con su auto y que se pelean por cualquier cosa.

Tienen mala onda y son pesimistas porque perciben el mundo como un lugar amenazante e inseguro.

Esa manera de ser puede tener un motivo oculto, que inclusive ellos mismos ignoran. Puede ser una herida narcisista, un gran dolor, una gran frustración o un enorme resentimiento que el paso de los años no logra curar.

Los malhumorados no pueden soportar las agresiones ni los rechazos y con esa actitud iracunda y hosca evitan el acercamiento y la eventual oportunidad de ser nuevamente heridos.

Viven a la defensiva porque creen que es la única forma de que los respeten; evitan las emociones, son incapaces de demostrar afecto y siempre tienen mala cara.

Se aferran a las rutinas para sentirse contenidos porque se dan cuenta que se van quedando solos, ya que cualquier relación es malograda por su permanente mal estado de ánimo.

Sin embargo, pueden ser personas que no siempre hayan sido malhumorados, que podían estar contentos, ser entusiastas, sensibles y sociables hasta que por alguna razón un día se convirtieron en seres amargados, tristes, negativos, irritables y desconsiderados.

Esta grave falla de carácter puede exponer a esas personas a enfermedades, porque en el fondo han perdido las ganas de vivir y la capacidad de ser felices.

No es raro que en cualquier momento puedan sufrir un ataque cardiaco, ya que el malhumor permanente, el alto grado de irritabilidad y las reacciones violentas, producen estrés, que es un importante factor de riesgo para enfermarse.

En primer lugar necesitan tomar conciencia que su forma de ser no es normal, que puede malograr las relaciones con su familia, sus compañeros de trabajo, o con sus empleados o clientes.

Si logran darse cuenta que necesitan ayuda psicológica y aceptan hacer una psicoterapia, su malhumor puede revertirse y permitirle comenzar una nueva vida volviendo a ser como antes.

Los viejos rencores sin elaborar emocionalmente pueden ser la causa profunda de estas fallas de carácter, pero también la poca tolerancia a la frustración y la incapacidad para aceptar las pérdidas.

El mal humor no sólo expresa enojo sino también depresión y tristeza.

El enojo es un mecanismo de defensa que surge ante la privación y se refuerza con las experiencias de frustración cotidianas, cuando fracasa el cumplimiento de las expectativas; y es probable que el malhumorado no haya podido adaptarse a situaciones difíciles y proyecte en los demás su rabia.

La tarea del psicólogo es indagar desde cuándo comenzó esa conducta para encontrar la causa de ese descontento, porque puede tratarse de personas que han tenido que asumir responsabilidades que los obligaron a renunciar a sus propios anhelos.

Algunos, ante los sentimientos de frustración adoptan conductas autodestructivas y odian a todo el mundo a su alrededor por estar haciendo algo que no desean, deprimiéndose por haber perdido el sentido de su vida pero sin poder hacer nada para remediarlo.

El cambio siempre dependerá de ellos mismos ya que nunca es tarde para realizarse como persona individual y única; pero estos pacientes necesitan apoyo para poder comenzar a encarar la vida de otra forma, porque están convencidos que sus problemas no tienen solución y sin embargo, siempre hay una salida. Porque cuando cambiamos, también cambia todo a nuestro alrededor, creándose las condiciones necesarias para que ese cambio comience a dar sus frutos.

La mejor forma de cambiar este mal estado de ánimo es incorporar a la vida sensaciones de bienestar, tanto físicas como mentales, emocionales, sociales y espirituales.

Fuente:”La salud emocional” y “Por qué nos enfermamos”, Lic. Alicia López Blanco.

Cómo hacer de tus uñas el complemento perfecto


Aprende de manera fácil y rápida la mejor forma de limar y pintar tus uñas para este verano. ¿Sabes que color te favorece más?, ¿conoces los mejores trucos para lucir unas uñas impecables?
Las manos son una parte fundamental de nuestro cuerpo y las utilizamos continuamente en nuestra vida cotidiana, por ello, no sólo debemos cuidar su bienestar sino también su aspecto. Las uñas se han convertido en nuestras mejores aliadas a la hora de lucir una mano elegante, descuidada o divertida, ya que, aunque parezca mentira, muestran parte de cómo somos al resto del mundo.

Si estás decidida a cambiar tus olvidadas uñas por una forma de mostrar tu personalidad, no dudes en aprender cómo limarlas y elegir el color del esmalte que mejor te sienta. Tu estado de ánimo influirá a la hora de la decisión, pero no olvides que a partir de ahora, tus uñas serán tu nuevo espejo del alma.

La forma, el tamaño y el color de tus uñas son las tres claves para un resultado perfecto, pero para conseguirlo debes poner en práctica algunos consejos.
Cómo limar tus uñas
Antes de coger la lima y ponerte a limar tus uñas como una loca, debes pararte 5 minutos para observar qué forma tienen y cuál quieres darle. Teniendo en cuenta esos dos factores debes tener en cuenta los trucos que conseguirán mejorar el aspecto de tus uñas.

Para empezar tus manos deben estar secas, ya que la humedad es incompatible con la lima.
Siempre debes mover la lima en la misma dirección y con suavidad, ya que si lo haces de forma brusca puedes deteriorar la uña con facilidad. Inclina un poco bajo la uña la herramienta de manicura y muévela desde la base hasta la punta.

Si tus uñas todavía están en proceso de crecimiento la mejor opción es limarlas de forma cuadrada hasta que más adelante puedas darle alguna otra forma.
Un truco muy útil para después de limar tus uñas es aplicar en ellas un poco de aceite de almendras para retirar los restos.
Qué forma dar a tus uñas
Uñas son cortas y anchas. Deja crecer los bordes pero nunca los limes cerca de la carne, ya que pueden causarle molestos dolores. Simplemente debes dar poco a poco una forma ovalada. Así conseguirás que tu mano parezca más elegante y deje atrás su aspecto descuidado.

Uñas alargadas. Son muy fáciles de mantener porque su forma almendrada marca la línea por donde debes limarlas.

Uñas triangulares. Es una forma algo antiestética por lo que debes conseguir que parezca lo menos marcada posible, para evita limar los bordes, aunque te sirvan de referencia.

Uñas largas rectangulares. Coloca la lima perpendicular a la línea de tu dedo y conseguirás unas uñas rectas.

Uñas redondas. Debes limarlas en forma ovalada a la vez que de dejar crecer un poco los bordes para aumentar su longitud.
Cómo pintarse las uñas
Antes de meterte de lleno en la labor de pintarte uñas es una buena idea que apliques un esmalte transparente para protegerlas. Además, asegurare que ni las uñas ni la laca han soportado temperaturas muy altas, ya que podría dificultar la adherencia del esmalte.

Una vez hayas preparado tus manos para aplicar el pintauñas debes valorar qué color es el más apropiado. Es evidente que si se trata de una ocasión especial, debes combinar el color de tus uñas con tu atuendo, pero si se trata de decorarlas simplemente por el hecho de hacerlo, puedes basar tu elección en el color de tu piel.

Si la pigmentación de tu piel es clara será ideal que apuestes por la gama de beige y blancos ya que están en perfecta armonía con tu cuerpo. También el color rojo, granate y otros colores oscuros son fundamentales en tu neceser.

Si por el contrario tu piel es oscura te verás muy favorecida con todos los tonos pastel. Aprovecha que el rosa está de moda este verano para aplicarlo sin miedo sobre tus uñas, te encantará.

Sea cuál sea tu tono de piel debes tener cuidado con los esmaltes nacarados ya que son demasiado llamativos y puede que en ocasiones queden fuera de lugar. Además, es más complicado a la hora de combinar con la ropa. También el negro merece mención aparte ya que sólo debe utilizarse en ocasiones especiales.

Alimentos para bajar de peso rápidamente


Para adelgazar no hay que dejar de comer. ¡Todo lo contrario! Debemos comer más – específicamente, cada tres horas para estimular la actividad de nuestro metabolismo – y mejor. Claro, si vamos a comer, vamos a comer bien y saludablemente ¿verdad?

Hay alimentos sanos y nutritivos cuyas propiedades nos ayudan a bajar de peso. Es que si seguimos una alimentación sana, que nos aporte los nutrientes esenciales, y lo complementamos con una rutina de ejercicios regular, hasta podemos bajar de peso rápidamente, en el menor tiempo que lo imaginamos.

¿Estás con ganas o necesidad de perder kilos? Pues, entonces, presta atención a los siguientes alimentos para bajar de peso rápidamente. Incorpóralos a tu dieta diaria.
Proteínas magras. Esto incluye la carne de pollo y ave, por ejemplo. También la clara de huevo, los garbanzos, frijoles, legumbres, la soja y los productos lácteos. Según un estudio de la Universidad de Purdue las proteínas magras facilitan la pérdida de peso porque ayudan al organismo a controlar el apetito.
Frutas y verduras. ¿Habrá mejores alimentos para perder peso que las frutas y las verduras? Además de ser naturales, sanos y proveernos nutrientes esenciales, nos aportan poquísimas calorías y por ello es que sirven en toda dieta para adelgazar. Consume al menos tres frutas al día, y una porción de verdura en tus comidas.
Caldo. El caldo o la sopa nos ayudan a sentirnos llenos por más tiempo, y por eso nos hacen comer mucho menos. Además, no nos aportan demasiadas calorías y son super sencillas y rápidas de hacer en nuestros hogares. Inclínate por las sopas de verduras.
Granos enteros. ¡Son excelentes controladores del apetito! Te hablamos de la avena, el pan de trigo integral y el arroz integral, por ejemplo.
Alimentos bajos en grasa y bajos en almidón. Para perder peso, debemos reducir el consumo de sodio y almidón que nos aportan ciertos alimentos, los carbohidratos “malos”. Estos pueden provocar retención de líquidos y por tanto, con ellos se nos dificulta adelgazar.


¿Quién dijo que para adelgazar no hay que comer nada? ¡Puras mentiras! Hay que comer balanceado, con moderación y en pequeñas porciones.

Granola: ¿qué propiedades tiene?


Uno de los mayores booms de la alimentación saludable, las dietas y los alimentos energéticos es sin dudas la granola. La granola consiste en una mezcla de granos, semillas y frutos secos naturales que puede comprarse cocida y preparada en las tiendas, o que puede prepararse en casa. La recomendación general es que la prepares tú mismo, porque solo así estarás seguro de qué ingredientes tiene y cuán saludable es (algunas granolas comercializadas tienen demasiado aceite o azúcar).

Además de ser rica, crujiente, natural y útil para miles de recetas, la granola tiene las siguientes propiedades:
Disminuye la presión arterial y el riesgo de hipertensión. Esto es porque la avena y otros granos, y frutas como la banana, son ricos en potasio y pobres en sodio. Si compras granola hecha, revisa que no tenga demasiado sodio.
Previene la anemia. La avena también contiene hierro, un mineral esencial para la producción de glóbulos rojos y, por ende, para disminuir el riesgo de anemia. En las tiendas puedes obtener granola fortificada con hierro.
Ayuda a tu aparato digestivo. La avena, las semillas de lino, las nueces y las frutas contienen fibra alimentaria, que es beneficiosa para tu digestión.
Reduce el colesterol malo. Las fibras que contiene la fruta, los frijoles, las semillas de lino y la avena disminuyen el colesterol "malo" y aportan colesterol bueno y omega 3. Evita la granola que contenga aceites parcialmente hidrogenados, porque son los que tienen grasas trans, por lo que incrementan el colesterol dañino y disminuyen el saludable.

Además, la granola contiene ácido fólico, importante suplemento para embarazadas.

Cómo mantener el cuerpo bien hidratado


¿Sabías que nuestro cerebro se compone de un 90% de agua, la sangre de un 83%, la masa muscular de un 75% y nuestros huesos de un 22%? El agua es uno de los principales componentes del cuerpo humano, por ello es que para asegurar el buen funcionamiento de nuestros órganos y células, debemos mantener nuestro organismo siempre hidratado. Pero... ¿cómo lo logramos?

Bien fácil: si quieres aprender a mantener el cuerpo bien hidratado, en VivirSalud te traemos los siguientes consejos. Debes aplicarlos durante todo el año, especialmente en el verano, pues con el calor y la sudoración tendemos a perder mucho más líquido. Además, el consumo de agua, y por consiguiente, una adecuada hidratación, es absolutamente necesaria para la regeneración de las células de la piel.
Bebe abundante agua. El cuerpo humano está mayormente compuesto de agua, que naturalmente se pierde en los procesos celulares, la orina y el sudor, por ello debemos reponerla para mantenernos hidratados y saludables. Debemos beber mucha agua por día, al menos unos 8 vasos.
Consume alimentos con agua. Beber agua no es la única forma de hidratar nuestro cuerpo: ¡el agua también se come! Debemos proveerle agua al organismo través de ciertos alimentos, como las frutas y los vegetales; entre ellos los melones, las fresas, las manzanas, el apio y la zanahoria.
Bebe agua fría. El agua fría se absorbe en el cuerpo de manera más rápida y fácil: ¿acaso no sientes una frescura particular viajando por tu cuerpo al beber un vaso de agua bien fría? El agua fría es ideal para beber antes, durante e inmediatamente después de hacer ejercicio o al estar al aire libre cuando hace mucho calor.
Evita el alcohol. Las bebidas alcohólicas debes evitarlas, ya que causan deshidratación. Por esa razón es que después de una “noche de alcohol” tendemos a tener mucha sed.
Evita la cafeína. También el consumo excesivo de café, té y refrescos reseca nuestro organismo.
Evita la sal. Consumir sal en grandes cantidades es peligroso para nuestro organismo, porque puede llegar a causar desde hipertensión y problemas cardíacos hasta hinchazón. Además, debemos sumarle que provoca mucha sed, lo que no nos ayuda si queremos estar bien hidratados.

¡A beber agua se ha dicho!

4 Falsos mitos de las dieta... ¡Destiérralos!


Cuando a una le da por hacer dieta, son muchas las ideas equivocadas entorno a los alimentos buenos y malos. Que si tal engorda, que si cual tienen más grasas. En este momento, en el que el veranito se está acercando a mucha velocidad, es momento que desterremos esos falsos mitos ¡Atenta!

Los platanos engordan: es falso, no engordan si se comen en una cantidad razonable. Tiene las mismas calorías que un huevo cocido.

El estrés engorda: hay quien el estrés le da por comer y a otros por dejar de comer. Pero lo que está claro que los nervios no engordan, lo hace lo que comes. Si estar bajo presión te genera unas ganas locas de pegarte un atracón de golosinas... el resultado es evidente.

Al hacer dieta hay que eliminar las grasas: es correcto. No importa tanto las calorías como las grasas. Por eso, es mejor que busques alimentos bajo en grasas. Y presta mucha atención a las grasas saturada, que son tus auténticas enemigas.

El cerdo engorda: está claro que el cerdo no es muy recondable en las dietas, sin embargo depende de la parte que se coma. Por ejemplo, los filetes, el lomo y el solomillo de cerdo, tienen las mismas calorías que la pechuga de pollo sin piel.

Fuente: Hoy Mujer

Planes versus imprevistos

Planes versus imprevistos

Conocer las cosas que nos desequilibran es un paso importante en el proceso del autoconocimiento.

Se puede sufrir un desequilibrio cuando surgen imprevistos, que son las cosas impensadas que nos perturban porque no nos permiten llevar a cabo nuestros planes.

Sin embargo, la vida está llena de imprevistos y casi se podría asegurar que llegan a superar los compromisos de cualquier agenda.

Existen pocas personas dispuestas a aceptarlos , y cuando éstos se presentan no los toleran, se molestan, cambian de humor y se sienten disgustadas y contrariadas.

Aunque teóricamente lo mejor para la salud física y mental sea evitar el estrés tratando de aceptar lo que Es y vivir día a día haciendo lo que uno puede y no lo que debería hacer; la mayoría de las personas se imponen metas demasiado ambiciosas y cuando surge un imprevisto que les desbarata las listas de los compromisos que tienen en sus agendas, se desestabilizan y pierden el control.

Aunque tengamos otras importantes prioridades, el imprevisto se adjudica el primero, porque como tal, surge sin aviso para ser atendido de inmediato y no se puede ni eludir ni postergar.

Puede ser un trámite bancario que se pasó por alto, el técnico que avisa que viene por fin a arreglar el lavarropas, el cartero que aparece para traer la tarjeta de crédito que perdimos, provisiones que se agotan imprevistamente, visitas inesperadas, llamados telefónicos inoportunos, la necesidad imperiosa de un plomero o un electricista, etc.

Cuando una cadena de obligaciones impensadas impiden que nos dediquemos a lo que teníamos planeado, lo más indicado no es perder la calma, ponernos de mal humor y comenzar a proyectar la rabia en los que nos rodean; sino que lo mejor es detenerse a reflexionar que lo ocurrido no depende de nosotros y que lo tenemos que aceptar porque escapa a nuestro control; porque si al imprevisto le agregamos nuestro enfado, nerviosismo y contrariedad, probablemente se añadirán otros problemas, quizás peores, y estos sí ya dependerán de nosotros.

Toda planificación tiene que tener en cuenta posibles obstáculos porque siempre existe la probabilidad que ocurra un hecho inesperado que pueda desbaratarla.

Aprendamos a postergar las cosas sin que eso nos afecte. Dejemos el turno del médico para otro día, paguemos las facturas en el segundo vencimiento, y renunciemos a los demás compromisos hasta que tengamos el tiempo necesario para cumplirlos.

El secreto es aprender a renunciar a los planes, sin que eso signifique demasiado para nosotros; porque cuando renunciamos a algo, en primer lugar nos sentimos furiosos, pero luego, si recapacitamos, podemos relajarnos y finalmente nos damos cuenta de que somos libres.

Apurarse para cumplir con todo es una táctica que produce estrés y puede perjudicarnos, por lo que se hace necesario en estos días, en los que todos estamos repletos de ocupaciones, aprender a ser más flexibles.

Las personas equilibradas tienen la suficiente flexibilidad como para no ofenderse si tienen que esperar y suelen tomarse su tiempo cuando lo necesitan, atreviéndose a llegar tarde o a faltar a una cita si no tienen alternativa. Son los que no se exigen tanto a sí mismos y por lo tanto tampoco se atreven a ser demasiado exigentes con los demás.

La tecnología parece haber facilitado muchas cosas pero cada vez se hace más difícil adaptarse, obligando a todos a estar actualizados con las nuevas técnicas, las que en poco tiempo también serán obsoletas.

En una época en que todo cambia vertiginosamente y que casi no nos da tiempo a actualizarnos, aceptar lo que no depende de nosotros sin que nos perturbe y ser más flexible es lo que nos permitirá mantenernos sanos física y mentalmente.

Cabello seco y puntas florecidas


¿Quién de nosotras, mujeres coquetas, no ha estado alguna vez descontenta con el aspecto de las puntas de nuestro cabello? Ciertamente, la sequedad del cabello es la consecuencia de muchos factores: cambios de temperatura, uso y abuso de productos químicos (tintes, líquidos para permanentes), la exposición solar, la polución ambiental, el uso de secadores y planchitas de pelo, y hasta el paso del tiempo, pues después de la cincuentena el cabello se torna más fino y quebradizo y mengua su crecimiento.

Ahora bien, ¿porqué se “seca” la punta de un cabello? En realidad, un pelo está compuesto por tres capas: la externa (cutícula), la media (corteza, responsable del color del cabello) y la interna o médula que recibe la nutrición.

La acción agresiva de alguno o de varios de los elementos que antes se mencionaron, produce la separación entre estas capas y el resultado es una punta seca, “florecida” y separada.

La industria cosmética tiene en el mercado cientos de productos destinados a tratar el problema de la sequedad del cabello.

Baños de crema, lociones hidratantes, mascarillas nutritivas, acondicionadores y bálsamos. La mayoría de ellos pueden resultar de utilidad.

Sin embargo, la solución más eficaz suele ser, también, la más resistida por las dueñas de atractivas melenas: el corte. Recortar periódicamente las puntas dañadas no solo mejora el aspecto estético del cabello, también lo fortalece en el futuro crecimiento.

Evitar, entonces, los agentes que agreden las puntas del cabello, recortarlas asiduamente y como decían nuestras abuelas: “desde la cuna, niña, córtate el pelo con la Luna…”

¿Por qué comemos más en un restaurante de buffet libre?


Quizá nunca se hayan detenido a mirar la cantidad que consumen o quizá, sea evidente para vosotros que cuando van a un restaurante donde se ofrece variedad de alimentos en cantidades libres que podemos consumir a un precio fijo, comemos más, ésto tiene un fundamento fisiológico que a continuación te contamos para que sepas por qué comemos más en un restaurante de buffet libre.

Está demostrado que cuando frente a nosotros siempre hay un mismo alimento los deseos de consumirlo se reducen porque nos habituamos al estímulo sensorial que éste produce, sin embargo, cuando tenemos delante de nuestros ojos una diversidad muy grande de alimentos, los estímulos que recibimos son diferentes y si bien una torta puede saciar un estímulo por lo dulce, consumir algo agridulce es algo diferente y el organismo lo recibe porque siente un estímulo sensorial diferente que motiva su consumo.

Esto es lo que alguna vez describimos llamado saciedad sensorial específica, es decir, cada alimento puede darnos saciedad específicamente porque calma un estímulo sensorial, pero cuando hay diversidad, somos capaces de consumir una gran cantidad de alimentos varios y diferentes entre sí, sin saciarnos.

Por eso en un buffet libre somos capaces de sentirnos satisfechos con un plato a base de pasta, pero después podemos comer algo de carne y posteriormente algo dulce, y seguido de un plato frío un plato caliente. Así, ante tanta diversidad, el consumo culmina siendo superior, aunque a veces no lo percibamos.

De esto que fundamenta por qué comemos más en un restaurante de buffet libre podemos realizar un aprendizaje, pues es claro que si en nuestras comidas tenemos diferentes opciones para ingerir, comeremos en mayor cantidad. Entonces, si son nuestros deseos controlar las porciones consumidas, lo mejor será no tener más de 2 preparaciones diferentes en la mesa, de lo contrario, el volumen de comida que ingresa al organismo se elevará.

Las dietas deben ser variadas entre comidas pero monótonas intra comidas, es decir, en cada comida del día mejor poca variedad pero sí se aconseja diferencias entre cada una de estas si queremos controlar la cantidad de alimento ingerido logrando una alimentación nutritiva.

F:vitonica

Consejos para adelgazar con salud


Ficha estos sencillos consejos dietéticos. Te ayudarán a adelgazar con salud sin necesidad de ceñirte a una dieta estricta.
¿Pasas de dietas pero necesitas perder unos kilitos y lo quieres hacer sin poner en riesgo tu salud? Pues toma buena nota de estos sencillos consejos que mejorarán tu dieta y te ayudarán a decir adiós al exceso de peso.

Con unos sencillos consejos dietéticos conseguirás perder peso con salud
No te saltes ninguna comida
Es un error muy común pensar que saltándote el desayuno, la comida o la cena, adelgazarás más, sin embargo, solo conseguirías ralentizar tu metabolismo o acumular tanto apetito como para asaltar la nevera cuando tengas ocasión.

Lo ideal es fraccionar la ingesta diaria en 5 comidas poco abundantes, recordando que un desayuno equilibrado y completo es recomendable e indispensable si quieres adelgazar, pues está comprobado que aquellas mujeres que no desayunan o solo toman un café pierden menos peso que aquellas que incluyen un desayuno abundante con cereales, fruta fresca entera o en zumo y lácteos.
Saber elegir los alimentos adecuados
Con frecuencia, el culpable de esos kilos de más no es el exceso de alimentos, sino una mala elección de los mismos. Olvídate de los alimentos precocinados, comida rápida, chocolatinas, snacks o bollería industrial y, pásate a las frutas y verduras frescas, carnes poco grasas como el pollo, pavo, conejo o ternera y pescados magros como el lenguado, merluza o dorada.

Además, limita los fritos y los rebozados, no tomes refrescos azucarados y no abuses del alcohol.
La cena, tu aliada
Una cena ligera es tu arma para adelgazar, consiguiendo disfrutar de un sueño reparador y levantándote con apetito para empezar el día con un completo desayuno. Te recomendamos elegir para la última comida del día: verdura cocida + carne o pescado o huevo con ensalada de guarnición + yogur o fruta del tiempo.

Si eres de las que te cuesta conciliar el sueño y te ataca la ansiedad, nada como incluir en la cena dos alimentos fundamentales: lechuga y leche.

La lechuga, además de que apenas posee calorías y es rica en fibra y agua, ha sido utilizada desde la antigüedad como sedante suave. También favorece la digestión, así que es tu aliada para ayudarte a disfrutar de un sueño reparador y mantener alejada la ansiedad.

Por su parte, la leche es uno de los alimentos más ricos en triptófano, un aminoácido esencial con una función muy importante, ya que ayuda a regular los niveles adecuados de serotonina en el cerebro, facilitando el sueño. Elígela desnatada y te aprovecharás de sus beneficios sin nada de grasa.

Concentración a todos los niveles, la base de un correcto desarrollo muscular


Conseguir una buena hipertrofia es lo que buscamos la mayoría de los que acudimos al gimnasio a trabajar nuestros músculos. El correcto desarrollo de los mismos depende de diversas variables a tener en cuenta como son el ejercicio, el descanso, la alimentación y los hábitos de vida en general. En esta ocasión nos vamos a detener en el ejercicio a la hora de poner a trabajar a los músculos con las cargas. Concretamente nos vamos a detener en la necesidad y la importancia que tiene concentrar cada movimiento para incidir al máximo en los músculos trabajados.

La base para trabajar bien un determinado grupo muscular es la concentración del mismo. Cuando hablamos de concentración nos referimos a todos los niveles, es decir, concentración de la tensión en la zona trabajada, y concentración mental en el grupo muscular o el músculo en cuestión que vamos a trabajar. De nada sirve ponernos a levantar peso sin asimilar bien estas variables y ponerlas en acción. Para ello en este post nos vamos a centrar en ellas para aprender a entrenar mucho mejor.
Concentración de la tensión

Cuando trabajamos un grupo muscular concreto es necesario que sea éste y no otro el que lleve la batuta a la hora de realizar los movimientos y soportar la carga, ya que si la tensión recae sobre otro grupo distinto corremos el riesgo de lesionarnos al no estar trabajando éste de la manera adecuada. Esta es la máxima que debemos tener presente a la hora de concentrar toda la tensión en el grupo muscular trabajado.

Para lograr que esta concentración sea efectiva es necesario que aislemos al máximo el músculo. La mejor manera de conseguirlo es adoptando la postura adecuada y el ejercicio correcto que nos permita realizar el ejercicio de manera cómoda. Pero no solo la postura es importante, sino que la carga utilizada juega un papel muy importante, pues si utilizamos mucho más de lo que realmente podemos levantar lo que conseguiremos es que nos apoyemos en otro grupo muscular para elevar esa carga, y con ello desviar parte de la tensión a ese músculo, estando muy lejos de la concentración que andamos buscando.

También la concentración muscular se logra manteniendo la tensión del ejercicio a lo largo de todo el recorrido. Para conseguirlo lo ideal es realizar los movimientos de manera lenta y precisa, es decir, tanto en los descensos como a la hora de elevar la carga debemos realizar movimientos controlados haciendo que la carga se sienta en los músculos trabajados. Junto a esto es necesario que el recorrido del ejercicio se haga de manera completa y correcta para focalizar toda la intensidad en la parte trabajada.
Concentración mental

En lo que se refiere a concentración en el grupo trabajado lo que queremos decir es que debemos tener en mente la zona que estamos tocando y si lo estamos haciendo de manera correcta. Para comenzar es necesario que sepamos cada ejercicio para qué sirve o que parte del cuerpo trabaja, ya que entrenar a ciegas es lo peor que podemos hacer. De este modo sabremos en todo momento si estamos realizando bien el ejercicio o no.

Tener nociones básicas de la anatomía del cuerpo es esencial. No es necesario que seamos licenciados en biología o fisioterapeutas, pero sí tener algunos conocimientos sobre los músculos principales de cada grupo para saber si los estamos tocando y trabajando correctamente. Esto nos ayudará en gran medida a la hora de determinar las partes a trabajar y la manera adecuada de hacerlo para así seguir creciendo poco a poco y conseguir unos músculos bien trabajados.

F:vitonica

Perdonar


Perdonamos a quien nos ha hecho algún daño y nos produjo sufrimiento, y nos sentimos aliviados, cuando nos perdona alguien por haberle infligido algún perjuicio.

La ira, el resentimiento, la aflicción, la amargura, el rencor y el desengaño provocan estrés e impactan la salud del ser humano. El sentimiento de culpa también.

Cuando las personas recuerdan un episodio de desdicha o agravio aumenta la presión arterial, el pulso y el tono muscular. Mientras que al perdonar o sentirse perdonado, además de recuperarse los estándares normales de salud, las personas se sienten calmadas y tranquilas.

Distintos autores han encontrado que después del perdón, personas que habían padecido de dolores de espalda, nauseas, insomnio, pérdida de apetito, dolores de cabeza, entre otros síntomas, dejaron de percibirlos.

Perdonar es sanarse, una cura tanto psicológica como físicamente, es hacer las paces con uno mismo.

Desde un punto de vista religioso, ser perdonado es vital para vivir en "estado de gracia". En el Budismo, el perdón representa echar a un lado los pensamientos negativos que dañan nuestro cuerpo. Vivir con odio y sentimientos de venganza nos hace crear una personalidad distinta a lo que somos, basada en el dolor, la angustia y el desconsuelo. Como alternativa, el Budismo nos invita a vivir con amor, amabilidad, tolerancia, compasión y ponderación.

Los seres humanos no somos perfectos y tenemos dos opciones: O vivimos asentados en los defectos, el rencor y los errores, o crecemos fundamentados en los aciertos, el amor y el perdón. Nuestros padres poseen virtudes y fallos. Si no perdonamos sus errores, no veremos sus bondades y estaremos frustrados. Igual será con nuestros hermanos, parientes, amigos, vecinos, compañeros de trabajo.

De igual manera, debemos perdonarnos a nosotros mismos. Muchas veces no reconocemos nuestras propias faltas porque no sabemos perdonarnos. Pero en el fondo, la culpa pasa a formar parte de nuestras vidas, afectando nuestro comportamiento. Nos endurece y podemos lastimar a los demás. En ocasiones, puede sumirnos en tristeza y depresión. Perdonarnos a nosotros mismos es aceptarnos como somos. Con los bueno y lo no tan bueno.

Para perdonar y perdonarnos debemos hacer un inventario del daño que nos produjeron. Asimismo, revisar lo que hicimos que haya perjudicado a otros.

Acéptese y perdónese, y luego perdone a quien le causó dolor. Piense que al igual que Usted, también merece una oportunidad. Si lo requiere, busque ayuda profesional.

Cómo mantener la salud de la piel


Antes de que la única solución sea gastar dinero en costosos tratamientos intensivos, es mejor que comiences a ocuparte de saber cómo mantener la salud de la piel. Si quieres verla fantástica y bella por muchos años, sigue los siguientes tips y ponlos en práctica.

Lo más importante y efectivo, es proveerla de una buena protección de la exposición al sol. Para ello, debes evitar ir a la playa entre las diez y las 4pm. Y cada vez que salgas de tu casa úntate media hora antes un buen protector, no menor a un factor treinta. De esta manera, no solo estarás previniendo las arrugas, manchas, y resequedad, sino que también estarás evitando contraer cáncer de piel.

Por otro lado, deberías evitar los cigarrillos. El fumar bloquea las pequeñas venas que se encuentran en las capas más externas de la piel, haciendo que decrezca el fluido sanguíneo. De esta manera, desprovee a la misma del oxígeno y nutrientes necesarios para mantener su salud, haciéndola lucir mal y contribuyendo a la no formación de colágeno.

Seguro conoces la famosa frase “somos lo que comemos”. Es por eso que mantener una dieta saludable es completamente necesario para que tu piel luzca saludable. Así que consume la mayor cantidad de frutas y verduras posibles. Además, algunos estudios comprobaron que una alimentación rica en vitamina C, pocas grasas y carbohidratos, hace que tu piel luzca más joven por más tiempo.

Y por último, asegúrate de darle un buen trato. Limita el tiempo en la ducha, ya que una larga exposición al agua caliente puede remover los aceites de tu piel. Esto también puedes evitarlo utilizando jabones suaves y humectantes. Y para mantener el humectante, acaríciate gentilmente con una toalla blanda para secar tu cuerpo.

Ahora ya sabes cómo mantener la salud de la piel, ¡así que no tienes excusas para que no se vea estupenda!

Combatir el estres con yoga de la risa


El yoga es conocido por su meditación y posturas en silencio, por lo cual se aconsejan sus ejercicios para reducir el estrés, sin embargo hay otra manera más eficaz u otra forma de yoga y es el de la risa.

Este tipo de yoga combina la risa sin causa con yoga Pranayama, así cualquier persona puede reír sin razón, sin depender de humor, chistes o comedia, generando una risa simulada como ejercicio en grupo, con el contacto visual y jugar como un niño, que posteriormente se convertirá en risa real y contagiosa.

El concepto de yoga de la risa se basa en el hecho científico de que el cuerpo no puede distinguir entre la risa falsa y la verdadera, representando una ventaja, ya que tienen el mismo efecto positivo a nivel fisiológico.

La idea surgió a partir de la utilización de la risa para aliviar los efectos negativos del estrés como la presión arterial alta, el tipo 2 de diabetes y la depresión, dijo Alex Eingorn embajador de la risa en Nueva York, de acuerdo con Galtime.

De acuerdo con Eingorn, la risa es muy sana ya que sus efectos son como el producido por los ejercicios aeróbicos, activando todos los órganos del cuerpo, así como también "Hay algunos músculos que sólo se moverán cuando se ríe", dijo el especialista.

Entonces fue cuando el equipo de investigación de la Universidad de Maryland determinó que un minuto de risa tienen el mismo efecto de seis a diez minutos del ejercicio de remo y puede hacerlo en cualquier momento, especialmente cuando se siente deprimido.

El proceso es muy simple; "Siéntese y repita: voy a reír ahora y antes de hacerlo, simplemente sonría”, esto producirá un efecto directo sobre el cortisol, una hormona que desencadena el estrés y que se verá disminuida dramáticamente, dicen los especialistas del estrés.

El Yoga de la risa, fue desarrollado por el Dr. Madan Kataria, un médico de Mumbai, India, quien creó Clubes de Risa por primera vez en marzo de 1995 con sólo un puñado de personas y en la actualidad se ha extendido a todo el mundo con más de 6.000 clubes de la risa en 60 países.