El Miedo al Apocalipsis


Apocalipsis significa lo oscuro, lo enigmático, lo tenebroso, es un símbolo que se puede interpretar de muchas maneras.

En tradiciones religiosas occidentales el Apocalipsis representa las catástrofes que supuestamente ocurrirán antes del fin del mundo.

La religión católica señala al apocalipsis como la época en que Dios vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos. Esta creencia en el fin de los tiempos luego de un fatal cataclismo, también existe en el Judaísmo y en el Zoroastrismo y este concepto es coherente con esas doctrinas religiosas porque sostienen que hubo un principio y si realmente fue así, es lógico que también haya un final.

Los libros sagrados judíos – particularmente el libro de Daniel – y el libro de la Revelación de los cristianos – el Apocalipsis de San Juan -; describen un trágico final de los tiempos donde los justos triunfarán gracias a la intervención divina y los malvados serán castigados.

Debido a la violencia, la maldad, la ambición y las perversiones que caracterizan la vida moderna, el tema del Apocalipsis cobra vigencia en algunos grupos religiosos y también incentiva la creatividad de escritores de ciencia ficción que hacen buenos negocios.

La verdad es que el libro del Apocalipsis de San Juan describe visiones alegóricas y símbolos que han dado lugar no a una sino a muchas interpretaciones.

Tal vez sea una forma de expresar la crisis de fe en Dios que tuvo lugar en esos tiempos como consecuencia de las persecuciones romanas y el deseo de fortalecerla, con la esperanza de una vida mejor y más justa; ya que esa doctrina considera la historia humana como una permanente contienda entre el bien y el mal que responde a un plan prefijado dentro de un todo unitario.

Estas historias son arquetípicas y pertenecen al inconsciente colectivo, y están expresando una mayor conciencia del mal y la necesidad de redención.

El mundo ha padecido hambrunas, pestes, inundaciones, terremotos, asesinatos masivos, desde que el hombre existe; es nuestra trágica condición que no es nueva en absoluto.

En todas las épocas ocurrieron calamidades, desastres, cataclismos y guerras devastadoras en todos los rincones del planeta.

Cada tragedia hace que los hombres se unan en un esfuerzo común, aún aquellos que en el pasado fueron grandes enemigos.

Todo lo que ocurre es un llamado de atención que corrige la dirección del hombre y lo lleva a cambiar de rumbo; porque la realidad siempre se impone y es la que fija las reglas y los límites y hace que ocurran las cosas para que nos demos cuenta que no podemos controlar nada.

Tenemos que observar lo que sucede en el mundo con una actitud de aceptación y sin miedo. Todos desde que nacemos ya estamos jugados, porque estamos en una pista sin red balanceándonos en las alturas y ninguno tiene garantías, Tenemos que darnos cuenta de lo relativo que es lo que nos acontece particularmente ahora a cada uno de nosotros en nuestra vida personal, frente a lo que están padeciendo otros sin haber hecho nada.

Cualquier pesar deja de tener sentido cuando se lo compara con el de quienes en un momento han sufrido la experiencia de haberlo perdido todo, familiares, casa, barrio y todas sus pertenencias, quedándose nada más que con lo puesto.

Todo eso exige empezar de nuevo desde cero, levantarse de entre las cenizas e iniciar una nueva vida con el mayor de los esfuerzos. Porque volver a reconstruir sobre los escombros representa encontrar cadáveres, enterrar a los muertos y ver como todo puede desaparecer en apenas unos pocos minutos cuando les ha llevado tantos años construirlo.

Es volver a confiar a pesar de que el suelo siga temblando bajo los pies y continúe amenazando sus vidas. Sin embargo, ese pueblo que ha sufrido una devastación, se aferra aún a una esperanza, aunque lo único que aparezca en el horizonte sean amenazas.

Los pueblos aguerridos no se dejan vencer, han trascendido sus miedos, porque todos los acontecimientos de su historia los han templado y fortalecido.

Seguir adelante es lo único que les queda, sin mirar atrás, porque si lo hacen, como les dijo Dios a los pocos sobrevivientes que se salvaron de la destrucción de Sodoma y Gomorra, se convertirán en estatuas de sal.

Peinados y cortes de pelo que adelgazan


Si tienes unos kilitos de más, empieza por verte más guapa y delgada con el peinado adecuado. Hay peinados que estilizan el rostro y cortes de cabello que visualmente te hacen parecer más delgada.
¿Sabes que tu cabello puede ser un buen aliado a la hora de conseguir una imagen más esbelta? El peinado enmarca el rostro y puede acentuar o suavizar determinadas facciones. Cara muy redonda, cuello algo corto o deseos de ganar unos centímetros de altura… ¡Da forma a tu pelo, combinando adecuadamente líneas y volúmenes, y verás qué resultados!

El corte y estilo de nuestro peinado tiene una gran influencia en la imagen que proyectamos. Debe adaptarse siempre a las características físicas y a la forma de ser de cada persona, pero además, ofrece numerosas posibilidades (en ocasiones poco conocidas) a la hora de conseguir un look favorecedor que estilice nuestros rasgos.
¿Liso o rizado?
Como norma general, el pelo liso “adelgaza”. Las líneas rectas contribuyen a restar volumen, afinando el rostro y quitando protagonismo, por ejemplo, a unas mejillas demasiado prominentes. Bucles, ondas, rizos, permanentes o cardados pueden hacer verdaderos “estragos” en una cara muy redonda o en alguien no demasiado alto y con algún kilo extra (ganado sobre todo en estos últimos días navideños).

Si tu cabello tiende a ondularse y quieres un aspecto más esbelto puedes recurrir a las planchas alisadoras o incluso al alisado permanente o japonés.
Elige el corte que mejor te siente

El corte también es fundamental a la hora de estilizar rasgos y figura. La melena larga sólo es aconsejable si eres alta. En caso de tener una estatura media resulta mucho más favorecedora una media melena que no llegue a posarse en los hombros. Si además la llevas a capas ligeramente desestructuradas el resultado será una imagen más ligera, fresca y dinámica.

Si no quieres renunciar al comodísimo pelo corto pero temes el efecto “cara de torta” algunos trucos para conseguir un aspecto más estilizado son por ejemplo:
Dejar algún mechón más largo y asimétrico en uno o en ambos lados de la cara (si además acaban en punta, afinarán el rostro considerablemente).
Despejar la nuca y concentrar algo de volumen en la parte superior y en los laterales (especialmente recomendable si quieres estilizar el cuello).

Equilibrar el corte definiendo volúmenes y formas en la parte superior. De esta forma ganarás centímetros y alargarás el rostro (fíjate en el peinado con “cresta” que llevan muchos conocidos futbolistas). En estos casos un poco de gel o espuma de fijación conseguirá excelentes resultados.
Flequillo y recogidos
Son dos elementos que, bien trabajados, pueden resultar muy favorecedores. Si te gusta el flequillo pero no quieres que aporte “peso” a tus facciones prueba a llevarlo largo, asimétrico y ladeado (corto y recto totalmente “prohibido”). Ese toque lateral, más largo en un extremo, es perfecto para huir de la excesiva redondez del rostro.

En cuanto a los recogidos, sin duda los que más estilizan la figura son los altos pero ¡cuidado! Porque si tu óvalo facial es muy redondeado es aconsejable equilibrarlo con algunos mechones verticales y sueltos.

También la tradicional cola de caballo es una buena opción a la hora de elegir un peinado cómodo, juvenil y que estilice, sobre todo si es una coleta alta en alguna de sus dos versiones: (tensa y casi en la coronilla o bien “aflojada” y creando el efecto de un semirecogido). A la hora de peinarte, un último consejo: evita la raya demasiado marcada y opta por hacértela a un lado.

Consejos para mantenerse energico por la mañana


Incluso si somos capaces de levantarnos temprano, es muy difícil mantener el entusiasmo de forma relativamente constante, en particular por la mañana, por ello para lograr un equilibrio energético debemos prestar atención a nuestra dieta y los ajustes de azúcar que nos ésta nos brinde.

Estos son algunos consejos saludables para tener en cuenta si deseamos mantener los niveles de energía o entusiasmo de forma constante y en particular por la mañana.

1. Haga ejercicio durante 5 minutos

Trate de hacer ejercicios como mínimo 5 minutos cada mañana, esto le permitirá obtener mayor relajación que se traducirá en una prevención del estrés diario y un fortalecimiento muscular, que elevará los niveles de entusiasmo.

Con base en los resultados de un estudio, el ejercicio realizado por la mañana no solo es la mejor clave para quemar calorías, sino que además brinda una carga energética extra para enfrentar la rutina diaria.

2. Desayune a tiempo

¿Cuándo es el momento adecuado para desayunar? Según la investigaciones, el momento adecuado para desayunar es inmediatamente después de despertar de su sueño, para que su metabolismo pueda trabajar de inmediato. Además de eso el desayuno se convierte en el "combustible" que el cuerpo necesita y por lo tanto el consumo de alimentos con alto valor nutritivo como los cereales y los lácteos, son los más recomendables.

3. Escucha tu música favorita

Escuchar su música favorita antes de comenzar la actividad diaria, representa una manera muy efectiva de estimular la psiquis, preparando el terreno para lograr entusiasmo o un incremento en el nivel de energía.

Ideas para comer saludable


Puedes cubrir el fondo del contenedor de tu comida, que llevas al trabajo, con vegetales de hojas verdes. Después puedes ponerle una fuente de proteína como el pollo, atún enlatado, carne o soya. Puedes agregarle una pisca de queso o frutos secos, combinados de tomate o pimiento. Puedes llevar una rebanada de pan integral, o galletas de grano. Con eso ya tienes una comida ligera y saludable, que puedes consumir en cualquier lugar.
También una buena opción son las sopas, sobretodo para el invierno. Puedes consumirla en la noche, después del trabajo, será ligera y saludable. Puedes poner cebolla, zanahorias, apio, tus vegetales favoritos, sal, pimienta y un caldo de pollo y ponerlos a cocer, teniendo lista tu sopa, o puedes comprar una en sobre, lo que es más fácil aún.
Toma bocadillos saludables durante el día. Puedes tomarte un yogurt, comer algún cereal, o una barrita de cereal, o una rebanada de pan integral con queso bajo en grasa.
También puedes comer algún dulce si se te antoja, pero en proporciones controladas. Por ejemplo, un chocolate con almendras es una buena opción, ya que las almendras equilibran el azúcar del chocolate.

Hay muchas opciones, pero lo importante es que te conozcas y estés preparado para los momentos en que te dé hambre. Puedes llevar tus galletas preferidas, o algo para que no pases mucha hambre (que puede ocasionar gastritis), ni consumas bocadillos inadecuados (que son los de más fácil acceso).

Eustrés, el estrés positivo


¿Vieron esa sensación que obtenemos cuando realizamos una actividad y el resultado es muy satisfactorio, tal vez incluso mayor del que nos esperábamos? Es lo que se llama Eustrés, o estrés positivo. Esta sensación atraviesa muchísimos órdenes diferentes de nuestras vidas y es generalmente lo que nos da ganas de volver a realizar una tarea, actividad, ejercicio o lo que sea.

Si bien en su composición, la palabra sigue teniendo rastros de su hermana, el "estrés malo", pero lo cierto es que, aunque por definición sean lo contrario, hay cosas compartidas. Por ejemplo, la sensación concreta en nuestros cuerpos de que hemos realizado algo, en el estrés se representa con ansiedad, o miedo, mientras que en el eustrés se representa con alegría, por dar tan solo un ejemplo a modo ilustrativo.

Lo cierto es que lo importante es aprender a manejar el estrés de modo que podamos obtener las ganas de actuar que generalmente nos provee. El problema es cuando el estrés es demasiado grande y comienza a tener malas consecuencias en casi cualquier tarea que nos propongamos.

Ahora lo que veremos son algunas maneras o consejos de llegar al eustrés:
Tener un propósito en la vida. Algo que sea lo que nos permite levantarnos cada mañana y enfrentar el día con alegría, ya sea tu trabajo, tu familia o cualquier cosa que te apasione acerca de vivir.
Amigos y familia que nos ayuden. Tener gente buena alrededor es una de las cosas más importantes. Lo cierto es que nuestros amigos y familiares son las personas a las que recurrimos cuando no nos sentimos demasiado bien y necesitamos un empujón para llegar al eustrés.
Desafíos. Tener actividades a realizar y superar es muy importante para poder estar alineados en nuestro cuerpo y mente. Cada vez que superamos un objetivo es que obtenemos esa sensación tan buena que nos da ganas de vivir.

Si al estrés lo manejamos de manera correcta nos puede ayudar a ganar un ímpetu impensado.

Hijos dependientes


Los hijos dependientes tienen también padres dependientes; han establecido con ellos un vínculo simbiótico en el que no existe la diferenciación entre el yo y el no yo que hace imposible que los hijos se independicen.

Es una relación vincular enferma que causa la mayoría de las neurosis.

La comodidad favorece las relaciones simbióticas, porque crea un ambiente seguro donde se satisfacen todas las necesidades del mismo modo que cuando eran niños.

Los hijos dependientes son eternos demandantes y requieren siempre de alguna manera la ayuda de los padres, no importa la edad que tengan; y aunque ellos les den todo lo que les pidan, siempre les faltará algo o estarán celosos de sus hermanos.

No todos los hijos de una misma familia llegan a establecer la misma relación simbiótica con sus padres o con la madre, generalmente el hijo más débil de carácter es el que acepta esa condición; los demás han sabido renunciar a ese privilegio para independizarse y poder ser ellos mismos.

Si un hijo dependiente logra trasponer la barrera de su hogar e intenta hacer una vida en pareja, establecerá el mismo tipo de vínculo con ella; también hará lo mismo con sus amigos, y hasta con sus jefes y compañeros de trabajo.

No podrá ser tolerante con su pareja, ni darle la libertad que merece, ni compartir con sus familiares o amigos personales su compañía, sentirá celos y será una persona que no se conformará con ser una parte de su vida sino que lo querrá todo; porque el otro, para un hijo dependiente no es otro, es la prolongación de él mismo.

Los problemas más graves de relación, incluso los casos de violencia familiar y hasta los crímenes más violentos tienen que ver con esta forma de vínculos enfermos. Como el otro es parte de si mismo, cada intento de libertad será vivido como una pérdida de identidad y de sentido.

La vida, para las personas que establecen estos vínculos, no tiene otro significado que pueda ser tan importante como sus relaciones personales; todo lo demás ocupará un segundo plano, estarán dispuestas a sacrificar sus propios intereses y se entregarán a los otros exigiendo a cambio la misma devoción.

Si alguno de los que están atrapados en ese vínculo intenta despegarse, se producirá en la relación una crisis que será difícil de resolver de otra manera que no sea volver a reconstruir la relación en los mismos términos; porque la deslealtad no se perdona y genera culpa por transgredir las reglas.

De manera que el que se quiere liberar, deberá enfrentarse con la condena de soportar rencores, resentimientos y demandas de compañía y afecto, hasta convertir el antiguo amor que tenía con el otro en hostilidad y haciéndolo sentir culpable y miserable.

Tampoco es necesario que un hijo rompa definitivamente la relación con sus padres o con su madre para poder liberarse de ese tipo de vínculo, sino que lo puede cambiar y evolucionar como persona adulta, dándoles el lugar que les corresponde y tomando su propio lugar, haciéndose respetar, y protegiendo su propia intimidad personal y sus intereses.

Desprenderse de un vínculo enfermo exige fortaleza porque genera culpa y si no se es fuerte luego puede serles difícil manejar la culpa.

Los padres tienen que aprender a respetar a sus hijos cuando son adultos como personas independientes, con el derecho de tener sus propias vidas sin reclamarles nada, dejándolos ser ellos mismos y que tomen sus propias decisiones.

Los hijos tienen que aprender de sus propios errores, como lo hicieron ellos; porque tienen derecho a equivocarse; y si les piden ayuda y pueden ayudarlos tienen que hacerlo, pero sin poner condiciones ni esperar nada a cambio.

Separarse de los hijos es difícil, pero llegado el momento, si quieren quedarse en el hogar paterno ya siendo adultos, deberán exigirles que contribuyan con los gastos, porque es la mejor manera de lograr que se vayan más rápido. No es recomendable mantenerlos, porque si los mantienen los tendrán en su casa para siempre.

La Percepción según la PNL(Programación Neurolingüística)


La percepción es la capacidad de recibir estímulos del medio por medio de los sentidos: la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato; y de las sensaciones internas; y el cerebro es el que procesa esta información en función a nuestra forma de pensar, experiencias, intereses y preocupaciones; filtros que modifican la realidad y entorpecen y dificultan la comunicación.

La PNL (Programación Neurolingüística) afirma que si se mejora la capacidad de los sentidos se puede transformar la vida y el objetivo de esta propuesta es el desarrollo de una mayor sensibilidad sensorial.

El pensamiento es el comienzo de la comunicación, que luego se expresa con palabras y gestos, porque cuando pensamos estamos utilizando internamente nuestros sentidos, o sea que vemos, oímos, gustamos, olemos y sentimos las emociones que hemos vivido con la mente y recreamos situaciones e imaginamos escenas futuras.

Los pensamientos no siempre son conscientes y generalmente son producto de estímulos externos o internos. Los primeros por medio de la experiencia y los segundos por los recuerdos.

Podemos tener conciencia de lo que pensamos pero no de cómo pensamos y la mayoría tiende a suponer que los demás piensan igual.

Un pensamiento estimula los mismos circuitos neurológicos que la misma experiencia realmente vivida, o sea que el pensamiento tiene los mismos efectos físicos directos.

Si pensamos que estamos comiendo una fruta jugosa aumentará nuestra salivación aunque no nos llevemos nada a la boca.

No todas las personas utilizan los sentidos de la misma manera. Por ejemplo, algunas habitualmente tienen un diálogo interno con el cual ensayan respuestas y reflexionan sobre ellas mismas; otras son más visuales y piensan en imágenes y otras pueden pensar más en sensaciones.

Cuanto más una persona utilice su mundo interno para pensar, más lejos estará de la realidad; porque estar demasiado ensimismado en los propios pensamientos hace perder de vista todo lo demás, ya que la capacidad de atención es limitada y si se presta atención a una cosa no se puede atender otra.

Según el sistema representativo que utilice una persona revelará también el talento particular que la caracteriza y las dificultades que tiene con otras habilidades.

Los músicos por ejemplo necesitan tener desarrollada la capacidad de tener con preferencia representaciones auditivas; los deportistas las cenestésicas y los escritores las verbales.

Las palabras que utilizamos en nuestro lenguaje reflejan tanto nuestro modo de pensar como nuestro sistema representativo preferido.

Las personas que utilizan el mismo sistema representativo se llevan mejor.

Si tres personas que tienen sistemas representativos habituales, leen el mismo libro, las tres tendrán opiniones diferentes. Por ejemplo si una piensa en imágenes, otra con sonidos y otra con sensaciones.

Cada adjetivo, verbo o adverbio que utilice cada una para expresar sus opiniones, o sea el uso habitual de un tipo de predicado indicará el sistema representativo que la distingue.

Es importante conocer qué sistema representativo nos caracteriza a cada uno de nosotros y cuáles son los sistemas de las personas que nos rodean; porque es la forma de poder entenderse y comunicarse mejor.

Crear sintonía en la comunicación significa tratar de usar los mismos predicados para expresar nuestras ideas al mismo nivel.

Igualar el lenguaje logra un resultado sorprendente sin que sea necesario estar de acuerdo con las ideas de los otros.

Expresar las ideas en un solo sistema representativo cuando hablamos, significa perder la atención de la mayoría de los que nos escuchan.

Fuente: “Introducción a la PNL”, Joseph O´Connor y John Seymour, Urano, 1995.

El Deseo de Agradar


No podemos agradar a todo el mundo, porque pretenderlo sería renunciar a ser nosotros mismos.

Demostrar las emociones es saludable y ocultarlas nos enferma.

Tenemos el derecho de no aceptar, sin miedo, lo que nos disgusta y de no sentirnos culpables por las consecuencias de nuestra franqueza. Porque el resultado de mantenerse firme es el aumento de la autoestima, afianza la personalidad y ayuda a autoafirmarse.

Decir que no es difícil, porque todos queremos agradar, quedar bien, no ofender, no decepcionar, ser aceptados y no agredir los sentimientos de las personas que queremos.

Sin embargo, todo tiene un límite, porque la actitud complaciente tiene un costo importante, dejar de agradarnos a nosotros mismos.

Aunque las personas suelen creer lo contrario, la gente que tiene firmes convicciones, segura de si misma, que respeta sus propias necesidades, que se atreve a ser sincera y no permite que la manipulen, es mejor aceptada, tiene más amigos y suele caer bien en todos lados.

Cuando decimos si pero queremos decir que no, nos sentimos peor que si directamente recibiéramos una respuesta de disgusto o rechazo.

Se trata de decir que no, sin dar demasiadas explicaciones, sencillamente porque no podemos acceder a las demandas.

Si nos dejamos manipular para agradar y sentirnos queridos, los demás aprovecharán para usarnos como objetos y entonces nos arrepentiremos, porque nos sentiremos aún peor que si nos hubiésemos atrevido a ser sinceros, guardaremos rencor y resentimiento y estaremos disgustados con nosotros mismos.

Estos sentimientos acumulados algún día explotarán y entonces sí podrán herir seriamente a los que más queremos.

Detrás del deseo de agradar está el miedo a la pérdida y el no saber bien qué es lo que realmente estamos dispuestos a dar y a recibir.

El desagrado, la disconformidad, el descontento cuando hacemos lo que no queremos, produce una reacción en nuestro cuerpo y entonces sentimos dolores específicos que se hacen recurrentes, malestares, nos volvemos menos resistentes a las infecciones y hasta llegamos a padecer disfunciones orgánicas. Porque el cuerpo también se niega a aceptar las exigencias de los demás y lo manifiesta como puede, bloqueando la energía y produciendo desequilibrios, cuando las emociones no han sido expresadas con las palabras adecuadas.

Soportar, aguantar y tolerar más de lo suficiente sin expresar lo que sentimos, puede hacer que estemos siempre enfermos, que es la manera patológica de no enfrentar las situaciones difíciles o los problemas.

Dar demasiadas excusas cuando se dice que no, es demostrar que uno no está convencido de la propia decisión, que en el fondo nos sentimos culpables por no estar bien seguros de lo que deseamos.

Decir que no es rechazar una propuesta que por alguna razón no podemos aceptar, pero no significa rechazar a la persona que la hace ni tampoco tener la intención de ofenderla al negarnos satisfacerla.

Es importante mantenerse firme y asertivo al negarse, sin dejar la impresión que es una decisión que puede ser modificada si insisten; y no es necesario alterarse ni aprovechar la situación para pasar viejas facturas que nunca hay que relacionar en el presente, ni tampoco demostrar un exceso de entusiasmo al defender una posición porque no aporta ningún fundamento a lo que se dice y tiende a predisponer a los otros a contestar en la misma forma.

Se puede aprender a decir que no con elegancia, manteniendo la tranquilidad, sin perturbarse ni sentirse incómodo por ser sincero, ya que los otros tienden a comportarse como espejos de nosotros mismos haciendo lo mismo.

Además, no hay que pensar por los otros ni adelantarse imaginando sus reacciones frente a nuestra conducta, porque generalmente es diferente.

La Serenidad


¿Podemos mantener la calma en los momentos difíciles? ¿Somos capaces de permanecer serenos cuando nos agraden? ¿Es posible no reaccionar con violencia y reflexionar antes de actuar?

Cristophe André, médico psiquiatra y psicoterapeuta, autor de libros científicos y de divulgación científica vendidos en gran parte del mundo, cree que sí; y afirma que tener o no tener serenidad no es sólo una condición genética sino que también se puede aprender.

La serenidad es un estado de ánimo que hay que construir y que surge como resultado de determinados esfuerzos.

Sin duda viviríamos en un mundo mejor si fuéramos capaces de controlar los impulsos; las relaciones personales serían más estables y duraderas, la gente reflexionaría más porque no se dejaría llevar por las pasiones ni por influencias externas, disminuiría la tensión en el ambiente, no habría razón para estar preocupado, aumentaría la concentración mental y la paciencia, y todos seríamos más libres y compasivos.

La violencia siempre está dirigida inconscientemente hacia uno mismo, cuando no tenemos paz interior y se proyectan hacia afuera las propias frustraciones.

Las frustraciones se relacionan con las expectativas, pero no con todo aquello que esperamos de nosotros mismos sino con lo que esperan los demás de nosotros.

La inquietud interior y la disconformidad nos vuelven agresivos y no nos permiten vivir cada instante como si fuera el último, sin sembrarle la sombra de los resentimientos del pasado.

El hacer ha reemplazado al Ser, o sea que la acción ha anulado la contemplación y somos incapaces de disfrutar de las experiencias porque no podemos parar.

No se trata de sentarnos a meditar en el silencio de la soledad, sino de aprovechar para estar con nosotros mismos durante los momentos vacíos de acción, o sea en los intervalos de tiempo que nos depara nuestra actividad, sin apresurarnos a utilizar el celular, ni ponernos a escuchar música, ni dedicarle esos minutos a la lectura.

Parar para conectarse con el si mismo es la primera regla de la práctica de la serenidad, sentir que estamos vivos, identificar el estado de ánimo y tomar conciencia de los pensamientos que ocupan la mente.

Otra de las reglas importantes es aceptar las emociones y atreverse a observarlas para detectar qué parte del cuerpo se asocia con ellas.

Estas prácticas aumentan el conocimiento de uno mismo y nos ayudan a ver la relación entre el cuerpo y la mente.

Los estados de ánimo son el resultado de cómo elaboramos las emociones, por eso es importante saber cómo las experimentamos, sin son ellas las que nos dominan a nosotros o si somos nosotros los que las controlamos.

Al margen de nuestro estado de ánimo, los acontecimientos ocurren igual a nuestro alrededor y perder el control de las emociones no nos permite actuar en forma reflexiva para hacer lo mejor.

Lograr el equilibrio emocional es posible si evitamos preocuparnos por cosas que aún no han sucedido; si le damos más importancia a las cosas de la que tienen; si nos empeñamos en mantener el control y no aceptamos las cosas como son; si aceptamos que no somos perfectos, si podemos vivir en la incertidumbre con confianza, si aceptamos que los problemas son desafíos, no obstáculos, si reconocemos que estamos en este mundo de paso y que todos algún día tendremos que abandonarlo.

Flequillo ¡Diez!


¿Cansada de ver tu aburrido look cada mañana en el espejo? El flequillo puede ser la perfecta solución para verte mejor y cubrir imperfecciones del rostro, dar un aire nuevo a tu look. Los peinados más simples cobran vida y el aspecto de juventud será protagonista.
La forma del flequillo dependerá de cada rostro, el tamaño de la frente y el tipo de cabello, ya que hay ciertos casos en los que debemos descartar por completo su uso.

Si tu pelo es fino y sedoso, el flequillo flotante o batido te sentará bien, si tu cabello es todo lo contrario los cortes gruesos y definidos cobrarán mucha personalidad.

No todas las frentes permiten el uso del flequillo, por lo que si la tuya es pequeña o corta no podrás lucirlo con esmero. Hay casos en los que se desaconseja totalmente el flequillo, ya que si además de la frente corta tienes una cara redondeada el efecto no es gratificante. En estos casos el flequillo al costado queda mejor porque alarga la cara.

En rostros alargados los flequillos espesos y rectos quedan espectaculares, aunque también al costado siempre y cuando sea un corte largo.

No es lo mismo que tengas el pelo rizado que liso. Si tu cabello es muy ondulado la opción más cómoda es el flequillo hacia un lado para no tener que alisarlo continuamente.

Los ojos pequeños, la nariz grande, orejas algo separadas, son imperfecciones que se pueden aliviar dando heroicidad al flequillo ya que suelen ser llamativos y dan un aire de sofisticación. Consulta a tu peluquero habitual qué tipo de corte te iría mejor y no consideres ni por un segundo en meterte la tijera sola porque el estropicio puede ser monumental.

LAS FAMOSAS SE APUNTAN AL FLEQUILLO

Muchas famosas ya han optado por el flequillo como solución a cambios de imagen drásticos que sorprenden en los medios y les generan más actividad publicitaria, entre ellas Angelina Jolie, Elsa Pataky o Penélope Cruz.

Evidentemente no a todo el mundo le sienta igual de bien un tipo de corte de pelo u otro, así como un flequillo más exagerado o disimulado, para ello hay que abandonarse en manos de expertos y analizar bien el tipo de rostro que tenemos.

Carbohidratos: reducirlos y adelgazar


Los expertos suelen aconsejar reducir nuestro consumo de carbohidratos sustituyéndolos por una mayor ingestión de verduras y proteínas, si queremos mantener una silueta estilizada a la par que gocemos de una alimentación equilibrada y saludable. El problema radica en que la mayoría de la gente ingiere carbohidratos en exceso sin saberlo. Te contamos exactamente qué son los carbohidratos, para que no caigas en ese error.
Existen varias clases de carbohidratos: los monosacáridos formados por una molécula de azúcar, los disacáridos, que al hidrolizarse producen dos monosacáridos, 2 moléculas de azúcar, o los oligosacáridos, que al hidrolizarse producen de tres a veinte moléculas de monosacáridos.

Por último los más peligrosos, los polisacáridos, los cuales, al hidrolizarse producen más de veinte moléculas de monosacáridos, es decir, miles de moléculas de azúcar.

¿QUÉ SON LOS CARBOHIDRATOS?

Los carbohidratos o hidratos de carbono son una clase básica de compuestos químicos bioquímicos. Hablamos de la forma biológica primaria de almacenamiento o consumo de energía, cuyas otras formas de almacenar energía es la ingestión de grasas o de proteínas.

Los carbohidratos son las moléculas almacenadas como reserva en casi todos los vegetales, que guardan grandes cantidades de almidón (compuesto de glucosa) y lípidos (aceites vegetales), aunque éstos en menor proporción.

Muchos órganos y tejidos usan de manera indistinta los carbohidratos y los lípidos como fuente de energía, pero existen otros órganos que no pueden metabolizar los lípidos y deben ser continuamente abastecidos con glucosa.

Los carbohidratos se forman de unidades estructurales de azúcares, clasificables en función del número de unidades de azúcar que se combinen en cada molécula. Una clasificación esquemática de los hidratos de carbono sería la siguiente:

Monosacáridos: Glucosa, fructosa, galactosa.
Disacáridos: Sacarosa, lactosa, maltosa.
Polioles: Isomaltosa, sorbitol, maltitol.
Oligosacáridos: Maltodextrina, fructo-oligosacáridos.
Polisacáridos: Almidón: Amilosa, amilopectina.
Polisacáridos: Sin almidón: Celulosa, pectinas, hidrocoloides.

Sin embargo esta tabla aclara muy poco qué son exactamente, donde se encuentran y cómo evitar el consumo excesivo de carbohidratos.

CARBOHIDRATOS SIMPLES

Los carbohidratos simples son los monosacáridos, entre los cuales cabe destacar la glucosa y la fructosa, edulcorantes responsables del sabor dulce de muchos frutos.

Esta clase de azúcares sencillos son peligrosos por su aspecto inofensivo, en muchos casos, nadie pensaría que está engordando cuando come fruta y, sin embargo, sí está engordando.

La glucosa y la fructosa son azúcares simples y están presentes en las frutas, las verduras y la miel. Son los menos malos, pero se debe tener cuidado con ellos.

Dos azúcares simples combinados forman los disacáridos. Así por ejemplo, el azúcar de mesa o la sacarosa es una combinación de glucosa y fructosa que se da de forma natural en verduras o frutas como la remolacha y la caña de azúcar, además de en otras frutas.

La lactosa, a su vez, es el azúcar principal de la leche y los productos lácteos, mientras que la maltosa es un disacárido de la malta.

En definitiva: el azúcar, la miel, el jarabe de arce, las mermeladas, jaleas y golosinas de azúcar puro son hidratos de carbono simples y de fácil absorción.

Otros alimentos como los lácteos, algunas frutas y algunas hortalizas, también constituyen los azúcares simples, aunque distribuidos en una mayor cantidad de agua.

Los productos industriales elaborados a base de azúcares refinados además de tener un alto aporte calórico y muy bajo valor nutritivo, se tratan de azúcares de rápida absorción y en cambio muy difíciles de eliminar, por lo que su consumo debe ser muy moderado y como una excepción a una alimentación sana. Sólo se pueden ingerir como un capricho esporádico.

El 60% de los monosacáridos se metabolizan pero hay otros que se transforman en lípidos que se trasladan después al tejido adiposo.

CARBOHIDRATOS COMPLEJOS

Entre 3 y 9 unidades de azúcar combinados forman los oligosacáridos. Como las maltodextrinas (9 unidades de glucosa), que se crean para su uso comercial a partir de una hidrólisis parcial (descomposición) del almidón.

Son menos dulces que los monosacáridos o los disacáridos. Los oligosacáridos, en pequeñas cantidades, están presentes en algunas legumbres, cereales y verduras.

Los carbohidratos complejos por excelencia son los polisacáridos; formas complejas de múltiples moléculas. Entre ellos se encuentran la celulosa, que forma la pared y el sostén de los vegetales; el almidón presente, en tubérculos como la patata y el glucógeno, en los músculos e hígado de animales.

Son necesarias más de 10 unidades de azúcar, y a veces hasta miles de unidades para formar un polisacárido. El almidón es la principal reserva de energía de las hortalizas de raíz (patata, batata, yuca…) y los cereales.

Los polisacáridos sin almidón son los principales componentes de la fibra alimenticia.

La celulosa es el componente principal de las paredes celulares vegetales y está formada por miles de unidades de glucosa. Los distintos componentes de la fibra alimenticia tienen diferentes propiedades y estructuras físicas.

El organismo utiliza la energía proveniente de los carbohidratos complejos muy poco a poco, por eso se les conoce también con el nombre de “lenta absorción”.

Se los encuentra en los panes, pastas, cereales, arroz, legumbres, maíz, cebada, centeno, avena, etc. Y son los primeros que se eliminan en una dieta de pérdida de peso.

Su ingestión debe ser limitada, máximo una vez a la semana y nunca acompañados o mezclados con proteínas o grasas.

Así una patata frita nunca será tan peligrosa como acompañando a un filete. La pasta no engorda casi nada si se toma con un poco de aceite y hortalizas, el problema reside si la mezclamos con nata, carne.

Mitos sobre el enjuague bucal


No tiene el mismo rol esencial en la higiene bucal que el cepillo, la pasta y el hilo dental. Sin embargo, el enjuague bucal es otro elemento más que podemos añadir a nuestra rutina de cuidado de los dientes para lucir una sonrisa sana y hermosa... Siempre y cuando lo sepamos usar, claro está.

Mito 1: Los enjuagues bucales son todos iguales.

No, no es así. Hay dos tipos de enjuagues bucales: los enjuagues cosméticos y los enjuagues terapéuticos. Los cosméticos son aquellos que ayudan a eliminar los restos de comida entre los dientes, reducen las bacterias, previenen el mal aliento y deja un sabor refrescante en la boca. Mientras tanto, los enjuagues terapéuticos sirven para reducir las caries y combatir la placa bacteriana.
Mito 2: Usar enjuague bucal es inofensivo.

¿Sabías que algunos productos de enjuague bucal poseen alcohol? Irónicamente, este componente puede causarnos sequedad en la boca, lo cual es una causa del mal aliento e irritación en los tejidos orales. Se ha dicho también que el alcohol presente en algunos enjuagues podría conducir a cáncer oral, pero todavía no hay pruebas suficientes para comprobarlo.

Si bien existen enjuagues bucales sin alcohol, estos también pueden causar efectos secundarios – como manchas en los dientes y alteración en el sentido del gusto – si se los usa durante mucho tiempo, debido a ingredientes como la clorhexidina.
Mito 3: El enjuague bucal combate y elimina el mal aliento.

Puede reducirlo, sí, pero no es una solución permanente. Recuerda que para eliminar el mal aliento debemos empezar con lo básico: una alimentación saludable, beber agua y cepillándonos bien los dientes.
Mito 4: El enjuague bucal puede sustituir al cepillado.

No es así. Debemos considerar al enjuague bucal como un complemento y no como un reemplazo de nuestro cepillado. Lo más efectivo para nuestra salud oral es cepillarnos los dientes y usar hilo dental después de cada comida y al levantarse y al irse a dormir.
Mito 5: Al usar el enjuague bucal, hay que hacer gárgaras unos pocos segundos, y luego escupir.

En realidad, debemos mantener el enjuague bucal en nuestras bocas durante 30 segundos haciendo gárgaras y buches para que haga efecto en los tejidos bucales. Al terminar, escupir y enjuagar.

Con estos mitos sobre el enjuague bucal aclarados, usémoslo con más seguridad.

Si quieres mejorar el ritmo de carrera sigue estos consejos


Si eres de los que empezó a practicar la carrera para mejorar la salud y condición física y has acabado enganchado hasta el punto de ir a carreras y empezar a querer mejorar marcas, hoy en vitónica te vamos a dar unos consejos básicos para mejorar el ritmo de carrera.
Las pesas también son para el corredor

Y no confundamos hacer pesas con querer aumentar de manera visible nuestra masa muscular. Las pesas en el corredor van a ayudar para mejorar la potencia y la fuerza resistencia, algo que se va a traducir en mejora de la técnica a la hora de dar la zancada y en la capacidad del músculo para responder a esfuerzos con menos fatiga.

Podemos organizar sesiones de musculación dos veces por semana, intentando tocar todos los grupos musculares. Un recurso muy utilizado en los corredores es hacer circuitos de pesas, donde pasamos de un ejercicio a otro sin apenas descanso y haciendo repeticiones con peso medio y repeticiones que van de 15 a 20. Podemos organizar un circuito con 7-9 estaciones donde en cada estación trabajemos los grupos musculares más importantes. Con dar 2-3 vueltas al circuito habremos hecho una sesión de musculación bastante completa para un corredor.

Los circuitos con pesas los podemos organizar con ejercicios de peso libre o con máquinas, incluso podemos echar mano de las gomas elásticas, sobre todo al principio donde no vamos a necesitar de mucha intensidad. Los ejercicios de autocarga tipo flexiones, abdominales y dominadas también son un buen recurso.

Una o dos veces al mes podemos sustituir uno de estos circuitos para trabajar la potencia de manera específica con ejercicios analíticos, sobre todo del tren inferior. En estos ejercicios meteremos más peso y haremos menos repeticiones, insistiendo en hacer el movimiento rápido en la fase concéntrica y reteniendo el peso en la fase concéntrica.
Deja de correr en llano y mete cuestas


Correr en cuesta es otra forma de mejorar la potencia de tus piernas, además de meterle intensidad a tus entrenamientos. Podemos correr en cuesta de dos formas, haciendo series o de manera continua metiendo un recorrido o circuito donde haya al menos una cuesta cada kilómetro.

Podemos introducir las cuestas una vez por semana y no al día siguiente de gimnasio para no machacar mucho las piernas a nivel muscular. Las cuestas no se hacen a tope, pero si al 90% y nos van a proporcionar una mejora de potencia y mejor ritmo en llano. También podemos entrenar cuestas para abajo, sobre todo si vemos que en la próxima competición las vamos a tener.

Una alternativa a las cuestas para ganar potencia pueden ser las escaleras, que también suponen un estímulo diferente e intenso al de la carrera continua y con las que conseguimos aumentar el ritmo de rodaje. Se puede organizar una sesión donde subamos escaleras a ritmo rápido y las bajemos despacio para descansar y vuelta a empezar, así unas 10-12 series después de haber hecho una carrera continua suave. Es un entrenamiento duro pero que da sus resultados.
Haz series cortas y largas

Eso de correr casi todos los días al mismo ritmo y con tiempos cercanos a la hora está bien para ganar fondo y ponerse en forma, pero llega un momento en el que nos estancamos y necesitamos cambiar el chip para que el cuerpo aumente la velocidad de crucero, y ahí es donde entran las series, distancias más cortas de lo normal a un ritmo más intenso que meten un punto más de intensidad al entrenamiento con ritmos que no podríamos aguantar durante largo tiempo.

Las series cortas van de los 100 a los 400 metros y las largas las podemos considerar de 1000 metros a 5000 metros, sobre todo dependiendo de la distancia en la que queramos competir. Mete un día a la semana de cada tipo de series y entre ellas un rodaje largo, después de llevar un par de semanas haciendo series notará como el día de rodaje largo tu ritmo es más vivo.

El número de series a hacer en un entrenamiento va a depender de nuestro estado físico y de la prueba a considerar, pero por norma general podemos hacer unas 10 repeticiones el día de series cortas y 2-5 repeticiones el día de series largas, siempre precedidas de un buen calentamiento que nos deje a tono para correr con intensidad.

Aunque cada corredor es un mundo y planificar un entrenamiento no es fácil, si es cierto que para un corredor el trabajo de gimnasio, las cuestas y las series son algo fundamental para mejorar marcas. Muchos de los que seguísteis el plan de entrenamiento para media maratón notásteis como al meter series y musculación en circuito los ritmos de los rodajes largos mejoraban considerablamente, y es que son entrenamiento intensos que dan sus frutos.

El Proceso de Orientación Vocacional


Aunque el proceso de orientación vocacional debería comenzar en la niñez, que es cuando se manifiestan en forma espontánea las habilidades específicas y los intereses de una persona; en la práctica recién cobra vigencia durante el cuarto año del colegio secundario, considerado el momento más adecuado para comenzar a indagar sobre este tema.

Un proceso de orientación vocacional consiste en lograr a través del transcurso de los dos últimos años del secundario, elegir una carrera universitaria o terciaria o una capacitación para ejercer un oficio; con más precisión y racionalidad; para evitar errores y deserciones posteriores que le harán perder a los jóvenes lo más valioso que tienen, que es su tiempo.

La orientación vocacional es un proceso que requiere de un aprendizaje y de una maduración que les brindará la oportunidad de aprender a tomar decisiones; y que no solamente les servirá para orientarlos hacia su vocación sino que será una de las mejores herramientas para conducirse en la vida y elegir su destino.

Es un modelo de toma de decisión, la forma más adecuada de elegir carrera teniendo en cuenta la vocación, las capacidades, las habilidades específicas, la personalidad, los intereses y las aspiraciones de los sujetos; entre la enorme diversidad de opciones que existen, que hay que llegar a conocer bien, para que puedan desarrollarse, crecer y participar con su trabajo y creatividad en la sociedad en que viven.

Exige apertura mental para considerar no sólo lo que les gusta sino también lo que rechazan porque no conocen.

La tarea de elegir profesión u oficio no es sólo personal sino que debe contemplar las condiciones de vida; la familia, el lugar en que viven, las posibilidades económicas y las circunstancias por las que atraviesan, porque no somos seres aislados, somos personas sociales con un compromiso moral de devolver a la sociedad en forma creativa, todo lo que nos ha dado.

Hacer lo que a uno más le gusta no es una pretensión egoísta sino una necesidad social, porque solo el que está haciendo lo que le satisface puede ser provechoso y podrá aportar las mejores ideas tanto para él como para sus semejantes.

Cada persona es diferente y tiene que cumplir su propósito de acuerdo a sus potencialidades, lo que le brindará sentido a su existencia y lo que hará que le sea posible hacer felices a quienes lo rodean.

Todos tenemos una o varias habilidades personales que cuando las practicamos nos hacen perder la noción del tiempo; y reconocer y desarrollar esa capacidad es el derecho de cada uno.

La orientación vocacional empieza en la niñez, porque es en los juegos infantiles que escogen los niños donde se va delineando su perfil, su personalidad, sus intereses, sus habilidades específicas, sus capacidades especiales y su inteligencia.

Este proceso impulsa a proyectarse en el futuro, tarea difícil para los jóvenes que están atravesando la adolescencia y sólo pueden ver el presente.

Es un esfuerzo que los obligará a imaginar cómo se quieren ver en el futuro, quiénes quieren ser, que posición social desean ocupar, con quienes se identificarán y que estilo de vida preferirán. Porque lo que quieran ser una vez adultos, tienen que empezar a visualizarlo hoy y hacer lo que esté a su alcance para lograrlo.

Una alta autoestima es indispensable para cumplir con los proyectos y ésta se puede elevar cuando se es capaz de proponerse metas y cumplirlas, y cuando se comportan como les gustaría que se comportaran los demás.

No se trata de una condición externa sino interna, es la convicción de que somos tal como las personas que admiramos y que queremos imitar.

Todos tienen oportunidad de trascender sus límites, porque la decisión de ser o no ser la persona que realmente se puede llegar a ser, siempre será tarea de uno mismo.

Las mejores soluciones anti-manchas


Pieles bellas, jóvenes y tersas. Objetivos que todas ansiamos para brillar con luz propia. Si tienes algunas manchas, debido al exceso de sol del verano, factores climatológicos, hormonales o farmacológicos, te interesa saber cuáles son las mejores soluciones y tratamientos estéticos anti-manchas.
Está claro que el paso de los años se refleja en nuestro rostro. Pero también el número de horas expuestas al sol. Ello deja una serie de marcas, las antiestéticas manchas cutáneas que afean el rostro y que ahora se pueden eliminar de forma rápida y eficaz.

Elige el tratamiento que mejor se adapte a ti, y ten cuidado con el sol, pues hay manchas que irremediablemente pueden llegar a convertise en un serio problema.

Peeling facial

Algunos de los novedosos tratamientos empiezan con un completo peeling. Se trata de un intenso exfoliante cutáneo a base de cremas y tratantes con ácidos hidróxidos y vitaminas, con el propósito de renovar la queratina de la piel. De esta manera, y, gracias al colágeno nuevo de la piel, desaparecen las manchas y la piel queda más radiante y con aspecto más joven.

Son tratamientos de unos 15 min de duración, que suelen hacerse una vez pasado el verano, sobre todo en otoño, pues estamos menos expuestos a los rayos solares. Los resultados son visibles prácticamente al momento. Pregunta en tu centro de estética y convierte tu piel en la envidia de todas.

La acción mediante láser

Las técnicas revolucionan el mercado de la belleza para ofrecer tratamientos cada vez más duraderos y realmente espectaculares. El láser se utiliza para múltiples funciones, como, por ejemplo, eliminar definitivamente el vello en las depilaciones más estrictas.

En esta caso, se realiza a través de luz pulsada intensa (IPL) que incide directamente en la piel, dando resultados realmente definitivos. Es un método eficaz, no invasivo e indoloro, recomendado por los médicos, que establecen que las manchas no vuelven a salir.

Tratamientos en cabina

Es una de las mejores maneras de despigmentar la epidermis para acabar con toda clase de manchas, ya sean blancas o marrones, producidas por el paso de los años y el sol. Se trata de un aparato que combina diversas técnicas, como la cromoterapia e infrarrojos para penetrar directamente en la piel y dejarla más limpia y libre de impurezas.

El tratamiento suele empezar con un completo peeling, a base de extractos de aloe vera y vitamina C, dependiendo siempre de la zona a tratar.

Cremas anti-manchas

Age Re perfect Pro calcium, de L´Oreal, es un concentrado anti-manchas que acaba con las manchas y reduce la aparición de la melanina. La podemos utilizar a diario sobre todo el rostro y el escote, zona particularmente sensible y expuesta.

Even Better, de Clinique, es una nueva base de maquillaje anti-manchas que ayuda a conseguir un tono uniforme en la piel de nuestro rostro. Las manchas se irán reduciendo progresivamente, con resultados visibles en 4 semanas.

Novadiol, de Vichy, tratamiento que controla la melanina y corrige las manchas. Contiene filtros SPF 15 - UVA ultra, que previene la aparición de nuevas incorrecciones

Alimentos para aumentar músculo


Si pretendes ponerte en forma para hacer que tus músculos crezcan, complementa tu ejercicio con los siguientes alimentos.
Someter tu cuerpo a ejercicio no quiere decir necesariamente que se haga para perder peso o volumen. De hecho, hay ocasiones en las que el ejercicio no tiene otro fin que ponerse en forma o también los hay que hacen ejercicio para ganar músculo y/o peso, pues se ven demasiado delgados. Y de esto hablamos sin referirnos a los culturistas, ya que en este caso son situaciones muy extremas y las dietas son mucho más estrictas.

Así, hay distintos alimentos que ayudan a que el cuerpo gane volumen y músculo acompañado de los ejercicios pertinentes. Te vamos a hacer una pequeña lista para que te los apuntes en caso de que éste sea tu objetivo por el que te has apuntado al gimnasio.

Los músculos requieren de proteínas para que crezcan. Por ello, tu alimentación debe estar basada básicamente en éstas. Además, debe controlar las grasas, ya que sus calorías son difíciles de quemar y con ello lo único que ganarás serán kilos incómodos, de esos que no quieres.

Lo primero que debes plantearte es una tabla de ejercicios, y para ello nada mejor que recurrir a un entrenador personal, que será quien mejor te pueda ayudar. Dicha tabla debe estar compuesta por entrenamiento del mismo grupo muscular todos los días y es obligatorio que haya un descanso de al menos 48 horas a la semana.

Para hacerte una dieta a base de proteínas, carga tu alimentación de alimentos de origen animal como la carne, los huevos, el pescado… También la soja, los frijoles, los garbanzos y las lentejas contienen una alta cantidad de proteínas. Además de éstas, también debes comer una alta cantidad de carbohidratos: arroz, pasta, patatas…

Por último, recuerda combinar estas comidas de manera que comas de todo, ya que ésa es la clave de la alimentación más sana. Sobre cuántas comidas tienes que hacer al día, planifícate tus horas de modo que lo que tengas sean muchas comidas pero de cantidades pequeñas en vez de mucha comida y pocas veces. Estos consejos, acompañados de los ejercicios adecuados, harán de tus músculos la envidia del gimnasio.

No te pierdas nuestra completa tabla de alimentos comparada en función de las proteínas.

Masticar 40 veces puede reducir el peso corporal


La masticación de los alimentos ayuda a perder peso, según han sugerido los científicos que evaluaron los alcances del acto de masticar, concluyendo que es capaz de reducir significativamente el número de calorías que consumimos en cada comida.

Así los científicos de la Universidad Médica de Harbin, China, realizaron dos tipos de investigación sobre16 hombres delgados y 14 hombres obesos, con la intención de examinar si existían diferencias en el hábito de la masticación entre estos dos grupos.

Cada persona recibió pasteles de carne y luego se las grabó con cámaras ocultas para examinar las veces que masticaban antes de tragar el alimento, obteniendo como primer resultado que los hombres obesos masticaban tanto como los hombres delgados, pero tragaban los alimentos mucho más rápido.

Luego se reanudó la investigación y a los dos grupos se les dio una vez más pasteles de carne con el requisito de masticar hasta 15 veces, para luego ingerir los alimentos y posteriormente se les dio más pidiéndoles que masticaran 40 veces.

Los resultados mostraron que un mayor tiempo de masticación disminuyó los niveles de grelina, una hormona que envía señales de hambre al cerebro para estimular el sistema digestivo.

Catherine Collins, un dietista en el St. George Hospital de Londres, dijo: "Cuando la masticación es mayor prestamos más atención al sabor, olor y textura de los alimentos, haciéndonos conscientes de la cantidad ingerida”.

Por lo tanto cuando se traga la comida rápidamente, no se es consciente de la cantidad ingerida y además después de 10 minutos, el hambre vuelve.

F:nutridieta.com

Dos aceites esenciales para tratar naturalmente la ansiedad


Mucha de la investigación que se ha llevado a cabo sobre los aceites esenciales que utiliza la aromaterapia, como remedios naturales para luchar contra la ansiedad, con resultados muy positivos ya que en general las fragancias de los aceites esenciales tienen efecto sobre la mente y el cuerpo, actuando efectivamente en los estados emocionales, reequilibrándolos.

Se entiende que hay muchos factores implicados en los desordenes emocionales como la ansiedad, por ello se deben utilizar en la mayoría de los casos una combinación de aceites, para lograr los mejores resultados.

A veces la ansiedad y la indigestión van de la mano, así como en otras ocasiones puede combinarse con el dolor de cabeza, por ello aconsejar aceite esencial de lavanda para el primer caso y aceite de limón para el segundo es lo más acertado, por lo cual siempre se debe tener en cuenta las experiencias personales en cuanto a los síntomas que se manifiestan para evaluar que funciona mejor.

Aceites esenciales para tratar la ansiedad

Aceite esencial de lavanda

Este es un aceite de aromaterapia reconfortante y relajante que ayuda a tratar la ansiedad y el insomnio, para lo cual se deben añadir 5 gotas a un baño caliente. El aceite de lavanda es seguro de usar con los niños para calmarlos después de un día difícil en la escuela, así como también puede utilizarse colocando gotas en un pañuelo y dejarlo bajo la almohada, lo cual se traducirá en un muy buen descanso.

Aceite esencial de limón

Masajear suavemente las plantas de los pies con aceite de limón levanta y restaura el espíritu, pero además la fragancia del aceite es también beneficioso en la estimulación del sistema inmunológico que a menudo disminuye por los efectos del estrés y la ansiedad en curso. No utilice aceite de limón puro directamente sobre la piel ya que puede ser irritante, debiendo por lo tanto diluirlo en agua, así como también no debe usarlo si se va a exponer a la luz solar o luz ultravioleta, por que es foto-toxico.

Consejo Saludable: la consulta a un profesional es indispensable para la correcta utilización de los aceites esenciales, ya que además estos verificaran la pureza de los mismos, algo muy importante a la hora de tratarse con aromaterapia.

F:nutridieta.com

Vivir en pareja


En primer lugar se tienen que preguntar por qué es que desean vivir juntos, porque no siempre la razón es tan obvia ni tan clara.

La necesidad de estar juntos les puede haber surgido por el entusiasmo de cambiar de posición social, por querer saber cómo es, por haber idealizado la posibilidad de compartir experiencias, por creer que estarán siempre en compañía, por hacer lo mismo que hacen otros o porque solamente se aman.

Es importante que cada uno sepa las expectativas que tiene el otro y antes de divagar se pongan de acuerdo en las cosas comunes de la convivencia, como por ejemplo, dónde vivir, con qué recursos estables cuentan, cómo tienen que manejarse con los familiares y los amigos respectivos, cómo programarán las salidas, cómo dividirán su tiempo, cómo lograr un espacio personal sin afectar la relación de pareja, quién se ocupará de cada cosa en el hogar, si son capaces de amar y ser amados sin perder la identidad ni la libertad de ser ustedes mismos.

El que se siente bien consigo mismo, se sabe valorar y conoce lo que quiere; no esperará todo de su pareja ni necesitará comprobar a cada rato que es querido; porque además el amor se demuestra con hechos no con palabras, porque las palabras se las lleva el viento.

El amor no necesita demostración ni atención exclusiva, es más entrega que exigencia y más necesidad de hacer feliz al otro que buscar la felicidad para uno mismo.

Si deciden la convivencia basados solamente en la atracción física mutua esa relación desde ya no tiene futuro, porque para lograr una relación estable no basta estar enamorado.

La convivencia requiere a dos personas que estén unidas pero que sean independientes para poder complementarse.

Ninguno de los dos debe ser una carga, sino un compañero de ruta en quien confiar que los haga sentir bien con su compañía.

Las emociones básicas no sostienen a una pareja sino la inteligencia; y desconfiar de ellas es saludable para la convivencia; porque es un factor que si no se controla hace perder el equilibrio y los convierte en personas sensibleras e inestables.

Discutir no significa nada, sólo que dos personas están diciendo lo suyo como corresponde. De ningún modo quiere decir que ya no se aman, al contrario puede representar la oportunidad de fortalecer la unión, replanteando cierto modo de relación o de comunicación.

Toda pareja necesita oxígeno para funcionar; ninguno de los dos debe transformarse en un obstáculo para el desarrollo personal y ambos deben ser capaces de compartir los logros.

Los hombres prefieren en general no hablar de los problemas o de las emociones y no sienten la necesidad de aclarar nada porque prefieren la acción.

Por esta razón, no hay que rechazar las actitudes conciliatorias del otro porque no se ajustan a sus propios métodos. Cada uno tiene su propio estilo para resolver los problemas y hay que aceptarlo.

Las dudas sobre el otro provienen de una perspectiva parcializada, cuando se empeñan en ver lo insignificante e ignorar su personalidad total.

Las personas son como son y es inútil intentar hacerlas cambiar; porque aunque lo hicieran no daría resultados, ya que el cambio genuino es el que se logra por uno mismo y no por mandato de otro.

Construir una pareja estable es una tarea cotidiana, porque hay que aprender a esperar antes de contestar, a postergar reacciones impulsivas y reflexionar antes de actuar o hablar, poder ver lo relativo de cada cosa, darse cuenta que lo que nos entusiasma en un momento puede no interesarnos al día siguiente y que no vale la pena defender posturas ocasionales.

Cuando amas es porque deseas amar y tienes la voluntad de estar con tu pareja, es cuando te puedes reír de sus defectos y hasta aceptar que reconozca los tuyos, es cuando puedes estar sin hablar sin sentirte aburrido y es cuando te sientes completo.

Saber querer es mejor que amar con pasión, es comprender y anticiparse a las necesidades del otro; es saber elegir con el corazón y con la razón y no dejarse influenciar por los impulsos.

En la convivencia la conquista continúa y no termina nunca, tampoco el arte de seducir ni el cuidado personal ni el respeto por el otro.

Todos los días son el primero del resto de la vida y depende de nosotros.

¿Sirve de algo hacer estiramientos antes y después del ejercicio?


El otro día en el post sobre correr menos y estirar más se creó un interesante debate sobre si los estiramientos sirven para algo. Justamente a los pocos días nos hemos encontrado una revisión bibliográfica donde varios estudios concluyen en que los ejercicios de estiramientos antes o después del ejercicio no reducen el dolor muscular o las conocidas agujetas.

Aunque los estudios siempre hay que tomarlos con cuidado y leerlos bien, en varias ocasiones muchos lectores nos han contado que a ellos los estiramientos no les seriven de mucho ni antes ni después del entrenamiento. Nosotros siempre hemos defendido los estiramientos porque a corto y a largo plazo proporcionan calidad muscular.

Por eso hoy en Vitónica os preguntamos si a vosotros os sirven de algo los estiramientos y cuándo los hacéis. Aunque el estudio del que os hablamos hace referencia a la prevención o alivio de las agujetas, pensamos que es un atrevimiento afirmar que los estiramientos no sirven para nada. Otra cosa es que haya casos particulares en los que por circunstancias los estiramientos no conlleven beneficios.

Los estiramientos son un buen ejercicio para calentar al músculo antes de una actividad deportiva, siempre que se hagan de manera suave y progresiva. Aunque los estudios no encuentren relación entre los estiramientos y la desaparición de las agujetas, en al plano de la salud y el rendimiento sigue habiendo evidencias de sus beneficios.

Imágen | Tobyotter

Los lugares en los que no debemos comer para evitar el aumento de peso


Ya hemos dicho en otra ocasión que todo aquello que nos rodea al momento de comer puede influir en la ingesta de alimentos, tal es así que el mejor lugar para comer es sentado a una mesa sin distractores. Pero hoy te contamos cuáles son los lugares en los que no debemos comer para evitar el aumento de peso.

Como consecuencia de las condiciones que se dan en los siguientes lugares, nosotros tendemos a comer con menor registro de la cantidad y calidad, por ello, comer en estos lugares puede favorecer el balance energético positivo y debemos evitarlos si nos queremos aumentar de peso. Los lugares en que no debemos comer son:
En el automovil: mientras conducimos no podemos concentrarnos en otra cosa que no sea la carretera, por lo tanto, si al mismo tiempo comemos, es probable que no registremos la cantidad ni la calidad de la comida que ingresa al cuerpo. Además, la saciedad que podemos experimentar comiendo un bocadillo mientras conducimos es muy inferior a la que sentiríamos comiendo el mismo bocadillo sentados a una mesa, concentrados en el momento de comer.
De pie en la cocina: si eres de los que se para frente al refrigerador a sacar pequeños bocados o de los que come parado mientras se va terminando el plato, seguramente comes más cantidad que si esperas a terminar una comida y sentarte para tomar conciencia de su consumo. Comer de pie y andando o en la cocina, implica que no registramos lo que comemos y además, que podemos comer mucho más porque estamos cerca de variados alimentos.
Frente a la televisión: la televisión nos distrae y no nos permite concentrarnos en lo que comemos, además, mientras miramos la tele podemos ser presa de múltiples anuncios televisivos colmados de comida rápida que nos incentiven a seguir comiendo, por eso, comer frente a la tele no es una buena alternativa.
En el escritorio de trabajo: algo difícil de lograr hoy en día pero que debemos intentar no hacer es comer frente al ordenador mientras trabajamos, pues no sólo comeremos sin darnos cuenta, sino también, con la ansiedad y el estrés que el trabajo puede dar. Podemos comer muy rápido y mucha cantidad en poco tiempo, por ello, comer sin despegarnos de nuestro trabajo es una muy mala elección.
En el cine: es muy semejante a comer frente a la televisión, pero con el efecto agregado de que en el cine estamos rodeados de alimentos típicos que allí se sirven, por lo tanto, si comes allí, procura no hacer tu comida principal sino reemplazar una merienda por una porción adecuada de palomitas de maíz acompañada de alguna bebida sin azúcar agregada ni alcohol. La oscuridad y el entretenimiento del cine no son ambientes adecuados para controlar lo que comemos.


En estos lugares debes intentar no comer si quieres controlar la ingesta y evitar el aumento de peso casi sin percibirlo. En estos ambientes podemos perder fácilmente el control de lo que comemos y tendemos a comer mayores cantidades sin lograr una buena saciedad en el organismo, por eso, procura comer siempre que sea posible, sentado a una mesa, sin distracciones que alejen nuestra atención de la comida.

Vía | FitSugar

Causas de la sinusitis


La sinusitis se refiere a la inflamación de los senos paranasales y las fosas nasales. Esta enfermedad puede causar síntomas molestos como dolor de cabeza, presión en los ojos, nariz y mejillas, tos, fiebre, mal aliento y secreciones nasales, entre otros. Hoy te explicamos las causas de la sinusitis para que comprendas un poco más de esta enfermedad.

Existen dos tipos de sinusitis, que son las siguientes:
Aguda: dura menos de 8 semanas o aparece menos de 3 veces al año por 10 días máximo.
Crónica: se extiende más allá de las 8 semanas, o hace su aparición más de 4 veces al año con una duración mayor a 20 días.

Y estas son algunas de las causas de la sinusitis:
Infección viral: este tipo de infecciones causan daño a la mucosa sinusal, que a su vez se transforma en una inflamación con exceso de fluido que obstruye las fosas nasales, lo que ayuda a aumentar el crecimiento de bacterias en la zona que logran invadir los senos paranasales, infectándolos.
Hongos: pueden ser una causa de sinusitis, sobre todo en personas que presentan enfermedades que debilitan el sistema inmunológico, tales como sida, leucemia y diabetes.

Cuando aparecen los primeros síntomas se debe acudir el médico para determinar la causa exacta y comenzar el tratamiento con los antibióticos correctos, ya que al expandirse la infección puede afectar otros sistemas.

Si sufres de sinusitis crónica, en algunos casos se recomienda la cirugía.

La Experiencia de Soledad


Harry Stack Sullivan (1892-1949), psiquiatra norteamericano, considera las enfermedades mentales como consecuencias de las relaciones interpersonales perturbadas en la infancia temprana; o sea que los síntomas psiquiátricos surgen de conflictos entre el individuo y su ambiente y son el resultado de la serie de interacciones con las personas.

Sullivan, en el libro “La teoría interpersonal de la Psiquiatría”, que comprende la serie completa de las últimas conferencias que pronunció antes de su muerte; refleja su investigación sobre la historia del desarrollo de la personalidad y expresa su idea sobre las causas que intervienen en la experiencia de la soledad.

Según este autor, el primer componente que influye en la experiencia de la verdadera soledad, aparece en la infancia, a través de la forma en que un individuo experimenta la necesidad de contacto.

Esta necesidad consiste en una compleja serie de dependencias típicas de la infancia, que se pueden resumir como la necesidad de ternura a lo largo de la niñez, manifestada a través del requerimiento de la compañía y de la participación adulta en el juego.

En el período de la juventud, esta dependencia se trasladará a los camaradas del grupo, que podrán satisfacer o no la necesidad de aceptación, imprescindible en esa etapa.

En la preadolescencia se refleja la necesidad del intercambio íntimo con un par, un amigo o una persona amada, que proporcionen seguridad y satisfacción; pero la experiencia de soledad es un fenómeno común en esta etapa y también en etapas posteriores.

El temor a la soledad impulsa a la gente a buscar compañía, pero esta búsqueda produce ansiedad.

Para Sullivan, esta conducta representa una orientación defectuosa en el vivir, debida a la interpretación errónea del significado de las necesidades, que no sólo representan la búsqueda del alivio de la soledad.

La experiencia de soledad conduce a integrar situaciones para evitar la ansiedad, pero luego esa experiencia continúa formando parte de la personalidad, y resulta una aún más terrible que la ansiedad.

En la etapa preadolescente la necesidad del trato con otras personas es tan grande que el miedo y la ansiedad no son suficientes para evitar situaciones peligrosas.

Estos problemas de relación, que comienzan en la preadolescencia pueden hacer que las personas adquieran adicciones, consideradas por los jóvenes como un sostén para sortear los obstáculos internos y externos y enfrentar las situaciones nuevas que generan ansiedad.

Además de los efectos tóxicos del alcohol o las drogas, también afectan en forma definitiva y progresiva el sistema del yo, de modo que la personalidad, debido a esa influencia, sufre el efecto contrario, resultando menos competente para enfrentar la ansiedad, que después del efecto se vuelve a experimentar en mayor medida, cuando se disipa su acción inhibitoria o estimulante.

El motivo más importante que impulsa a los jóvenes a depender de las drogas o el alcohol es el ajuste sexual.

La necesidad de intimidad, de raíces muy antiguas, se ha ido desarrollando gradualmente, mientras que la necesidad sexual es algo nuevo. Esta diferencia produce en la personalidad la necesidad de la separación entre las relaciones interpersonales motivadas por el deseo sexual y las basadas en la necesidad de intimidad motivadas por la soledad.

Esta disociación se suele superar mediante la sublimación, pero cuando fracasa esta defensa se mantiene por mucho tiempo, a veces para siempre.

Acción Correcta, Salud Perfecta


Deepak Chopra nos dice que para tener una salud perfecta y lograr la plena realización, es necesario aprender a tener conciencia de la acción naturalmente correcta; y para saber cuál es hay que guiarse por los resultados.

Sin embargo, llevarnos solamente por los resultados no es suficiente para darnos cuenta si una acción fue correcta o incorrecta, porque la vida no es tan simple, al contrario, es demasiado compleja y nos provocaría mucho estrés estar juzgando cada una de nuestras múltiples acciones.

Se necesita además cultivar desde muy temprano la práctica de la acción correcta y adquirir la habilidad, como sucede con cualquier otra práctica.

Todo lo que nos sale bien corresponde a una habilidad que hemos desarrollado con la práctica. No se trata solamente de una respuesta psicológica sino que es también una conexión psicofísica, como tocar el piano, jugar al tennis, etc.

Por esta razón es necesario desarrollar la habilidad de la acción correcta y de esa forma la naturaleza, de modo automático, orientará el funcionamiento psicofísico hacia la salud perfecta.

Naturalmente estamos dando forma a nuestra realidad por medio de la inteligencia, para que nuestra vida evolucione y mejore. Esta es la mejor manera de lograr la acción naturalmente correcta, porque exige estar consciente la mayor parte del tiempo, o sea en un estado superior de conciencia.

La inteligencia crea la realidad y comienza a funcionar a nivel del yo, que es el nivel más general de la inteligencia.

La inteligencia es perfecta porque es capaz de mantener el orden en el universo, por lo tanto lo único que hay que mejorar es la conexión psicofisiológica del yo; y una vez que se haya establecido ese contacto hay que dejar que la inteligencia haga el resto.

Lo mismo pasa con la trascendencia, conecta la conciencia hacia el yo, permitiendo que se conozca, y el resto lo hace la naturaleza; porque es el autoconocimiento el que nos da el poder sobre ella.

El proceso de trascendencia es el estado en que el cuerpo descansa y la mente está atenta. Es un estado de conciencia diferente.

Durante la meditación, el sistema nervioso central funciona de un modo distinto al que opera estando despierto, soñando o durmiendo. La respiración se hace más suave, las ondas cerebrales registran una coherencia total, típico de la trascendencia; y los niveles de bióxido de carbono en sangre señalan un patrón diferente, o sea que el yo está más allá del dormir, del soñar y del despertar.

Más allá no significa más lejos, al contrario, nos acerca más al yo, que ha abandonado los pensamientos inútiles y las reacciones al estrés, sin dejar la personalidad atrás.

El yo, de pronto, cambia y se da cuenta que es capaz de ser dueño de una inteligencia infinita.

El talento, por ejemplo, es la máxima expresión de inteligencia infinita de la individualidad.

Trascender los pensamientos es una cuestión mecánica y se puede lograr con relativa facilidad a través de la meditación.

Cada nivel de pensamiento tiene su correspondiente conexión psicofisiológica y cuando meditamos pasamos a otro nivel, que físicamente es una nueva proyección psicofisiológica, o sea el estado óptimo de funcionamiento mente-cuerpo, que es la tendencia natural que tiene el flujo de la inteligencia.

Fuente: “Cómo crear salud”, Más allá de la prevención y hacia la perfección, Deepak Chopra, Editorial Grijalbo, 1990

¿Por qué comprar productos orgánicos?


Por lo general la comida orgánica presenta un mayor costo que los alimentos comunes, por lo que muchas veces optamos por no consumir estos productos.

Sin embargo, las ventajas y beneficios que estos alimentos tienen no sólo para la salud de los ecosistemas, sino para nuestra salud en general, plantean la duda de si debemos invertir o no esos euros de más.

¿Qué es la comida orgánica?

Los alimentos orgánicos se cultivan o se producen a través de técnicas no contaminantes con la finalidad de obtener productos más saludables y de proteger al ambiente.

Entre estas técnicas se encuentra el no utilizar pesticidas o herbicidas químicos (sino más bien un control biológico), y el rotar los cultivos para evitar la erosión de la tierra, fortaleciéndola de esa manera.

Beneficios para la salud

Menos toxicidad.- Se sabe que la exposición a pesticidas puede ocasionar daños en el sistema nervioso –incluido el cerebro-, además de otros órganos como los riñones y el hígado.

Asimismo, padecimientos como cansancio, debilidad, dolor de cabeza o de abdomen, pueden estar relacionados a estos contaminantes, situación que se previene al consumir alimentos orgánicos.

Mayor nutrición.- Debido a la rotación de cultivos, la tierra presenta más nutrientes los cuales son absorbidos por la planta. De esta forma, se asegura que nutrimentos importantes como los minerales –que son básicos en nuestra dieta-, sean ingeridos a través de dichos alimentos.

Opciones para consumir estos productos

Se entiende que a veces el presupuesto no da para comprar sólo comida orgánica, sin embargo, se puede adquirir al menos un producto cada vez que se vaya al supermercado (por ejemplo lechuga o leche orgánica –libre de hormonas que también son dañinas-).

Otra opción es crear un pequeño huerto en casa, en donde se asegura que los productos obtenidos sean de la mejor calidad y a un costo mucho menor.

Como evitar subir de peso | Primer estrategia


Es muy fácil engordar teniendo en cuenta lo omnipresente que es la deliciosa comida procesada que además es de fácil acceso para la mayoría. Y ya que el ejercicio es esencial para mantener nuestra salud en buen estado, muchas de las personas atléticas que lean el artículo no tendrán problemas de peso serios, pero muchos de nosotros luchamos por mantenernos delgados.


Por esto presentaremos estrategias para ayudarnos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos a minimizar el aumento de grasa y optimizar una dieta de pérdida de peso sin perdernos de nuestros platos favoritos.


En primer lugar debemos aumentar nuestro consumo de calcio. En 1988 un grupo de investigadores se sorprendió con los resultados de un estudio que observaba los efectos del calcio en la presión sanguínea. No sólo el consumo de dos tazas de yogur por día contribuyeron a disminuir la presión arterial de los voluntarios del estudio, sino que en el período de 12 meses en el cual se realizó el seguimiento, los sujetos perdieron hasta seis kilos de grasa corporal, a pesar de que se les había instruido que debían intentar mantener su peso estable.


Estos descubrimientos fueron el inicio de una serie de estudios que hoy nos permiten saber que el calcio dentro de las células se encarga de regular el almacenamiento de grasa, y es así que una dieta rica en calcio convierte más calorías consumidas en calor que en grasa. Por otro lado, las dietas ricas en calcio contribuyen a la pérdida de grasa en la zona abdominal y ayudan a minimizar el aumento de grasa durante la mediana edad. Además, consumir de tres a cuatro porciones de lácteos ricos en calcio al día contribuye a la pérdida de peso y a la disminución de la pérdida de masa muscular en comparación con aquellos que consumen menos lácteos.

Los 10 mitos más frecuentes en torno al fitness


Mito N°1: Nuestro peso subirá al doble si dejamos de hacer ejercicio.

Este tipo de ideas son las que de primera alejan del ejercicio a quienes a todas aquellas personas con sobrepeso que deben necesariamente hacer ejercicio pero que tienen miedo de no poder controlar su voluntad. Este mito se basa más que nada en aquellos que han hecho ejercicio durante mucho tiempo y que dejan de hacerlo sin reducir las cantidades de calorías.

El hecho de comer lo mismo sin hacer el ejercicio habitual evidentemente genera un aumento de peso y por ello se ha generalizado el concepto y se piensa popularmente que al dejar de hacer ejercicio nuestro peso se duplica. La mejor manera de hacer frente a esta creencia y de no tener que sufrirla es el tener en cuenta que al dejar de hacer ejercicio debemos reducir la ingesta calórica para que no sea muy abrupto el cambio de hábito.
Mito N°2: Si no sentimos dolor al día siguiente de ejercitarnos es porque no lo hemos hecho lo suficiente.

El hecho de sentir dolor no está directamente relacionado con la cantidad de ejercicio sino con la costumbre de nuestro cuerpo a hacerlo. El no sentir dolor luego de un entrenamiento no significa necesariamente que nos nos hayamos ejercitado lo suficiente sino que nuestro cuerpo pudo soportar tranquilamente la cantidad de ejercicio que hayamos hecho.

El dolor aparece por lo general en aquellas personas que no están acostumbradas a determinada intensidad de entrenamiento y que por ello en las primeras sesiones se sienten doloridas. Ese dolor se va yendo con el tiempo y el cuerpo va generando resistencia a distintas intensidades de ejercicio lo que es sin duda algo muy bueno
Mito N°3: Haciendo abdominales podremos conseguir un estómago plano.

En primer lugar, es bueno señalar que el hacer abdominales o cualquier otro tipo de ejercicios para el abdomen fortalecerá estos músculos pero a largo plazo. Es importante este punto que refiere a los tiempos ya que mucha gente piensa que los resultados del ejercicio abdominal tienen que verse inmediatamente y esto rara vez ocurre.

Lo primero para un abdomen plano es el perder grasa del vientre a un ritmo constante y luego de esto se puede hablar de fortalecer los abdominales y lucir un abdomen plano.
Mito N°4: El mejor momento para ejercitarse es por la mañana.

El hacer ejercicios en la mañana no es lo ideal si luego durante el día tenemos muchas cosas que hacer y mucho trabajo al que dedicar nuestra mente y nuestro cuerpo. Si este es nuestro caso lo más recomendable es el realizar ejercicios por la tarde o por la noche para que de esta forma nuestro cuerpo se pueda recuperar correctamente de el gasto y el desgaste sufrido al ejercitarse.
Mito N°5: Correr quema más calorías que caminar.

La diferencia entre correr y caminar está en la intensidad de cada una de las actividades. El correr le dará a nuestro corazón un mejor ejercicio debido al aumento de la frecuencia cardíaca pero no por ello es correcto decir que el correr quema más calorías que el caminar.

El resultado final en cuanto a la pérdida de peso será el mismo, lo que importa entonces es la distancia y la intensidad no la actividad en sí.


Mito N°6: Si no sudamos no estamos perdiendo peso.

La sudoración es una forma de pérdida de agua corporal y por ello es importante que mantenerse hidratado durante el régimen de entrenamiento. En si se trata de un proceso corporal que ayuda a mantener los niveles de sal del cuerpo y el balance hídrico. Si bien la sudoración implica y hace referencia a sesiones fuertes y extenuantes de ejercicio, se trata solamente un signo no un factor de pérdida de peso ni de quema de calorías.
Mito N°7: El ejercicio es la única vía para ponernos en forma.

Muchas personas no disfrutan de los ejercicios sino que más bien les resultan un calvario. No es necesario hacer ejercicio específicamente si no nos gusta siempre y cuando adaptemos nuestra rutina a hábitos cotidianos saludables que de manera enmascarada nos ayuden a ejercitarnos. Subir las escaleras, dejar el automóvil y caminar, sacar a pasear al perro, bailar, jugar al aire libre pueden ser opciones saludables para remplazar rutinas de ejercicio siempre y cuando se tengan incorporados como hábitos cotidianos.

Por otra parte si lo que nos nos gusta es la monotonía de los entrenamientos de gimnasio podemos dedicarnos a practicar algún deporte o actividad física que disfrutemos y que no asociemos tanto con el ejercicio sino más con la diversión.
Mito N°8: El ejercicio con el estómago vacío produce mejores resultados.

Este mito es totalmente errado y además peligroso. El hacer ejercicio con el estómago vacío implica el estar abusando fuertemente de nuestros cuerpos y de su capacidad. Es importante el comer al menos una pequeña comida antes de ir al gimnasio para darle energía a nuestro cuerpo y no sentirnos mal luego o incluso desmayarnos por la falta de alimento.
Mito N°9: Si hacemos ejercicio es importante incluir grandes porciones de proteínas a nuestra dieta.

No hay duda de que las proteínas son uno de los nutrientes más importantes para nuestro cuerpo y que es bueno el incorporar una buena cantidad de ellas a nuestra dieta diaria. Sin embargo, su ingesta en cantidades demasiado grandes siguiendo este mito puede llegar a alterar el metabolismo y causar desequilibrios nutricionales, deshidratación y hasta problemas en los riñones.
Mito N°10: Ejercitarnos en casa no genera los mismos resultados que el ir al gimnasio.

El gimnasio hoy en día se ha vuelto una moda por la importancia que se le da a los equipamientos y a el tener que estar en un ámbito de ejercicios. Se trata de una costumbre del hoy que no tiene nada que ver con resultados sino con el hecho de la interacción social y el ámbito propicio para el ejercicio que allí se genera. No obstante, si tenemos un caminador o una bicicleta fija en casa y nos disponemos a utilizarla, los resultados serán exactamente los mismos que obtendríamos en el gimnasio.

A diario nos bombardean con consejos, productos y aparatos para ejercitarnos pero no necesariamente con información que haga a nuestra salud. Muchas de las cosas que se dicen en torno al ejercicio y al fitness, como hemos visto, son erradas.

Lo mejor es acudir a profesionales del deporte que puedan asesorarnos cuando tenemos este tipo de dudas ya que nunca está demás el conocer un poco mejor nuestro cuerpo y las actividades y rutinas que más lo benefician.

El Fracaso en la Pareja


Cuando una relación de pareja fracasa, genera culpa y baja autoestima, sin importar quién sea el que tiene la mayor responsabilidad de los problemas.

Un rompimiento no es un motivo que justifique sentirse desvalorizados, porque ambos siguen siendo quienes son y podrán seguir adelante solos, con la experiencia que brinda el dolor y la frustración.

El fracaso en la pareja se relaciona con la forma de elegir pareja, estableciendo vínculos amorosos con personas que habitualmente las atraen por su manera de ser pero que más adelante rechazarán porque esa misma característica será la que no podrán tolerar.

Es difícil que una pareja se establezca con bases racionales, porque en general la gente primero se emociona y luego piensa, no quiere darse cuenta si son compatibles, confiables, si tienen objetivos comunes; no desea saber si realmente son personas sin compromisos, ni tampoco le interesa demasiado conocer un poco su historia.

La mayoría se maneja con impulsos y decide formar pareja movida por sus emociones y no con la razón, porque es muy agradable enamorarse e idealizar al otro. Pero luego, cuando la realidad se impone y se despeja el cúmulo de sensaciones, comienza a ver claro, las cosas cambian, el otro no resulta ser como creía, es diferente, se da cuenta que es egoísta, que puede ser indiferente y hasta cruel y ya no está tan segura de que sea la persona con quien quiere estar para siempre.

Esa mayoría siente entonces una gran frustración y proyecta en el otro las culpas, sin darse cuenta que los demás son exactamente como eran al principio y como le permitió que sea.

Cuando una persona se enamora no puede decir que no a nada y está dispuesta a hacer concesiones de todo tipo con tal de no provocar una discusión o una pelea.

Si está demasiado involucrada, el miedo a perder al otro será más fuerte que su propia autoestima y se dejará manejar sin siquiera darse cuenta.

Pero con el tiempo, lo que antes no le molestaba, la comienza a perturbar, la incomoda, la hace desconfiar hasta el punto de pensar que sería mejor quedarse sola.

La experiencia de rompimiento es un aprendizaje doloroso que sirve para que la próxima vez sean más cautelosos; porque un corazón roto es un acontecimiento que hay que capitalizar para evitar que se siga rompiendo hasta destruirlo del todo y luego no ser capaces de atreverse a amar a otro.

No existe nadie más importante que uno mismo, porque para amar primero hay que aprender a quererse uno; y si además se conocen mejor, podrán valorar las virtudes de los demás y comprender mejor los defectos, ya que no existe nadie libre de ellos.

Saber por qué desean estar en pareja es la clave, porque hay muchos motivos para buscar una relación y alguno de ellos están lejos de ser razonables; como por ejemplo para no estar solos, para que les hagan compañía para salir o para tener con quien hablar; motivos insuficientes y egoístas para comprometer a otro en una relación.

Cuando se aferran a alguien a pesar de todo es mayor el sufrimiento que el bienestar que les proporciona, porque tolerar el maltrato, sentirse usados, no queridos y no respetados es peor que estar solos. Porque cambiar al otro es una utopía, ya que poca gente cambia del todo, algunos apenas mejoran cuando pueden reconocer que ni siquiera se agradan a ellos mismos, porque nadie cambia para agradar a los demás.

El tiempo cura todo y siempre se puede empezar de nuevo con mejores perspectivas si se ha aprendido algo en el camino.

Estar bien en pareja es posible y no es lo mismo que necesitarlo demasiado, porque lo mejor será siempre que necesiten a alguien porque lo aman y no que lo amen porque lo necesitan.